PRENtSA


17/11/2016 Rueda de Prensa / Prentsaurrekoa

Guk, "Giltzapekoak: notas sobre la reclusión" erakusketako komisario-taldeak, Marion Cruza, Aitor Izagirre eta Pablo Martek osatutakoak, publikoki adierazten dugu erakusketaren edukiaren parte ziren material batzuk zentsuratu egin dituela Donostia / San Sebastián 2016 Fundazioak. Ekintza onartezina eta jardunbide egokien edozein kodigo profesionalen guztiz aurkakoa izateaz gain, erakusketaren beraren helburua ahultzen du, honen oinarriko diskurtsoa nahitaez murriztua geratzen delarik, hainbat organo erauzten zaizkion gorputza bezala. Diskurtso bigun eta hutsala da zentsuratik salbu geratu dena, honek, azken finean, diskurtsoak hutsaltzen eta infantilizatzen jarduten duelako. Modu nahasian jarduten du. Beldur mailak igotzen ditu. Bere burua maite duen edozein gizartek zaindu beharko lukeen espazio bat apurtzen du: Adierazpen askea, sorkuntza askea, testu, margo, antzerki, filme edo gure kasuan bezala erakusketa forma hartzen duen pentsamendu askea. Ondo maitatu eta zaindutako lekua izan behar luke. Gure herri honetan ez da hala eta tristezia eta desengainua sortzen ditu beti horrek.
Giltzapeari eta itxialdiari buruzko erakusketa bat komisariatzera gonbidatu gintuztenean, bagenekien gai konplexu baten aurrean geundela, eta zalantzarik gabe, onena zegokion bezala kontuz ibiltzea zen. Kontuz ibiltze horrek, hala ere, hausnartzera gonbidatu gintuzten errealitate historikoaren gogortasuna eta konplexutasuna ezin du inolaz ere aldatu. Gure lanarekiko erantzukizuna dugu guk, eta erantzukizun horren parte da hunkiberatasunak bereiztea eta eztabaida eta hausnarketarako espazioak sortzea, ez lubaki edo gerrillen gerrarako gotorlekurik. Ez dugu ez mindu ez gaitzik sortu nahi, eraiki egin nahi dugu, eta lasaitasunez, jende askorentzat ezezagunak diren errealitatearen alderdi batzuk aurkeztu nahi ditugu.
Guzti horregatik zehaztu nahi dugu, bukatzeko, ez gaudela ados fundazioak zentsurarako argumentu bezala helarazi zizkigun arrazoiekin. Bisitariei dagokie egindako lana egokia zen edo ez pentsatzea. Edozein ordena politiko edo erakundek aukera hori aurretiaz deuseztatzeak zalantzan jartzen du jendarteak iritzi propiorako duen gaitasuna, eta umetutako lan kontestua ezartzen du, gizartearen onerako denaren itxuraz mozorrotu nahi duten arren.


Nosotros, el equipo comisarial de la exposición Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, compuesto por Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte, declaramos públicamente que algunos materiales que formaban parte del contenido de la exposición han sido objeto de censura por parte de la Fundación Donostia / San Sebastián 2016, lo cual no solo supone un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código profesional de buenas prácticas sino que debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición, cuyo discurso de base queda inevitablemente mermado, como un cuerpo al que se le extirpan diversos órganos. Discurso blando e inútil el que queda a salvo de la censura, pues esta, al fin y al cabo, trabaja en el orden de la inutilización y la infantilización de los discursos. Opera confusamente. Eleva las cotas del miedo. Quebranta un espacio que toda sociedad que se quiera  bien debería proteger: la libre expresión, la libre creación, el libre pensamiento convertido en forma textual, pictórica, teatral, fílmica o, como en nuestro caso, expositiva, debería constituir un lugar protegido y bien amado. No es así en esta tierra nuestra y eso es siempre causa de tristeza y decepción.

Cuando se nos invitó a comisariar una exposición sobre el encierro y la reclusión, sabíamos que estábamos ante un tema complejo, en el que sin duda lo pertinente era operar con delicadeza. Esa delicadeza, no obstante, en modo alguno puede cambiar la dureza y la complejidad de la realidad histórica sobre la que se nos invitó a reflexionar. Nosotros tenemos una responsabilidad para con nuestro trabajo, y esa responsabilidad pasa por discernir emotividades y concebir espacios de debate y reflexión, no trincheras ni plazas fuertes para una guerra de guerrillas. Ni queremos herir, ni queremos dañar, queremos construir y plantear desde la calma aspectos de la realidad desconocidos para mucha gente.

Es por todo ello que queremos puntualizar, ya para acabar, que no compartimos los motivos que la fundación nos dirigió como argumentos para la censura. Le corresponde a las y los visitantes de la exposición considerar si si el trabajo realizado era o no apropiado. La previa anulación de esa posibilidad por parte de cualquier orden político e institucional pone en entredicho la capacitación de la ciudadanía para la propia opinión y establece un marco de trabajo pueril, aunque se la quiera disfrazar de bien social.


Pablo Marte, Marion Cruza Le Bihan, Aitor Izagirre








http://www.eldiario.es/norte/euskadi/Comisarios-exposicion-DSS2016-realizadas-ETA_0_581292574.html

Comisarios de una exposición de DSS2016 denuncian la "censura" de dos obras por estar realizadas por presos de ETA

'Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión' invita a reflexionar sobre la realidad de personas en reclusión

EUROPA PRESS - SAN SEBASTIÁN
Comisarios de una exposición de DSS2016 denuncian la "censura" de dos obras por estar realizadas por presos de ETA

Comisarios de la exposición 'Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión' han denunciado que la Fundación San Sebastián 2016 (compuesta por Gobierno vasco y central, Diputación de Gipuzkoa y Ayuntamiento donostiarra) han "censurado" dos obras seleccionadas para la exposición, que podrá visitarse desde el viernes hasta el 19 de enero de 2017 en Koldo Mitxelena Kulturunea, por estar realizadas por dos presos de ETA.

La muestra forma parte del proyecto 'Sin lugares, sin tiempo', incluido en el programa de DSS2016EU desde la fase de candidatura. Esta iniciativa invita a través del arte a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión (cárceles, centros psiquiátricos, centros de internamiento para menores, entre otros), y a profundizar en los mecanismos sociales y políticos de exclusión e inclusión que operan nuestras sociedades.

Para ello, uno de los principales objetivos es investigar cómo la expresión creativa supone "una forma de evasión de dicha realidad para sobrellevar la reclusión", o una vía para "generar un espacio de dignidad y reencontrarse como persona".

Con este objetivo, el proyecto consta de dos fases. La primera consistió en una serie de jornadas de trabajo en las que participaron organizaciones que trabajan con personas presas o que están de algún modo privadas de libertad en la comarca de San Sebastián. La segunda es la exposición 'Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión', que alberga el Koldo Mitxelena.

Uno de los comisarios de la exposición, Pablo Marte, ha explicado que algunos materiales que formaban parte de la muestra han sido "objeto de censura" por parte de la Fundación San Sebastián 2016, lo cual "no sólo supone un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código profesional de buenas prácticas", sino que "debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición, cuyo discurso de base queda inevitablemente mermado, como un cuerpo al que se le extirpan diversos órganos".

Por su parte, el director general de DSS2016, Pablo Berástegui, ha explicado que esta "censura" tiene que ver "con el respeto a las víctimas del terrorismo". En ese sentido, ha señalado que San Sebastián 2016 "es plenamente consciente de que, en circunstancias complejas, diferentes valores entran en tensión, en contradicción, en colisión incluso".

"En este caso, se ha encontrado frente a la libertad con la que deben obrar los comisarios y el respeto a las víctimas del terrorismo y DSS2016, en esta disyuntiva, ha decidido anteponer la sensibilidad de las víctimas", ha manifestado.

Asimismo, el diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, ha afirmado que "con la exhibición de autores que pudiesen herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo, nos parecía que podríamos correr el riesgo de ir en el camino contrario al que se pretende cuando hablamos de curar heridas, de respetar la memoria y de respetar a las víctimas del terrorismo".

De este modo, ha señalado que esa es la reflexión que se ha hecho dentro de la Fundación, "sabiendo que es entrar en un terreno muy pantanoso, muy complejo, respetando todo y más la independencia de creación, de pensamiento y el libre derecho a la expresión, por supuesto, pero ese derecho se da un espacio público, y dentro de la programación de Capitalidad que tiene unos objetivos".

'SIN LUGARES, SIN TIEMPO'

La Cooperativa Sensibili alle Foglie ha traído a San Sebastián, dentro de esta muestra, una selección de obras de 76 autores de importantes laboratorios de arte que han nacido en Italia entre los años setenta y noventa del siglo XX.

Personas que han advertido "una urgencia expresiva para sobrevivir y resistir estando encerradas dentro de algunas instituciones totales como la galería de la muerte, la cárcel y la cadena perpetua, los manicomios, los hospitales psiquiátricos judiciarios, los geriátricos, o encerradas en la calle".

Mediante esta selección de obras y a través de diferentes expresiones artísticas, la cooperativa responsable del "Archivio di scritture, scrizioni e arte irritata", propone el reto de dar visibilidad a "los límites y a las dificultades sociales de entender la creatividad como un recurso vital determinante para seguir siendo humanos".

'GILTZAPEKOAK'

Por su parte, 'Giltzapekoak: notas sobre la reclusión' está comisariada por Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte, y se centra en las narrativas de las personas que atraviesan las condiciones de reclusión y la relación entre individuo e instituciones totales. Se propone como apunte anexo a la muestra 'Sin lugares, sin tiempo', y como ensayo sobre la reclusión en el contexto local y estatal.

Además de obras producidas en reclusión, las personas que acudan a ver la muestra encontrarán otro tipo de documentos, testimonios y otros materiales, así como obras de arte de artistas no recluidos que han abordado la cuestión del encierro de uno u otro modo.



Berria

Donostia 2016k euskal presoen artelanak zentsuratu ditu

'Lekurik gabe, denborarik gabe. Giltzapekoak' erakusketan jarri behar zituzten. Komisarioak haserre agertu dira erabakiarekin, eta zatar papera jarri dute obrek egon behar zuten tokian
Zentsuratutako lanen ordez zatar papera jarri dute komisarioek.
Zentsuratutako lanen ordez zatar papera jarri dute komisarioek. GORKA RUBIO / ARGAZKI PRESS

2016-11-18 / Mikel Lizarralde

Marrazki bilduma bat, margolan bat eta bideo-film bat. Donostia 2016k antolatuta, atzo Koldo Mitxelena kulturunean zabaldu zuten Lekurik gabe, denborarik gabe. Giltzapekoak erakusketan egon behar zuten hiru artelan zentsuratu ditu kultur hiriburutzak. Euskal preso politiko eta preso ohiek egindako obrak dira hirurak, eta, Donostia 2016ko arduradunek aitortu dutenez, ez dute inorentzat mingarria izan daitekeen edukirik. Egileen izenak ez dituzte jakinarazi, baina Pablo Berastegi kultur hiriburutzako zuzendari nagusiak eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak atzoko aurkezpenean iradoki zutenez, izen horiek berek eragin dute obren zentsura. Itxaso: «Terrorismoaren biktimen sentsibilitatea mindu dezaketen autoreen lana erakutsiz, zauriak sendatzeaz, memoria eta terrorismoaren biktimei errespetua izateaz hitz egiten dugunean egiten ari garen bidearen kontra joan gintezkeela pentsatu dugu».

Nolanahi ere, zentsuraren berri ez zuten Berastegik eta Itxasok eman, erakusketako komisarioek baizik. Aitor Izagirre, Marion Cruza eta Pablo Marte arduratu dira giltzapean —espetxean, zentro psikiatrikoetan edota adingabeentzako zentroetan— dauden pertsonen artelanak bildu nahi dituen erakusketa prestatzeaz, eta Martek berak irakurritako agiri baten bitartez jakinarazi zuten obra batzuk kentzera derrigortu dituztela. «Donostia 2016 fundazioak erakusketako edukiaren parte ziren material batzuk zentsuratu ditu. Ekintza onartezina izateaz gain eta praktika egokien edozein kode profesionalen kontra egoteaz gain, erakusketaren beraren helburua ahuldu egiten du, oinarrizko diskurtsoa ezinbestean mugatzen baitu».

Era berean, Martek adierazi du zentsura pairatu duten obrek ez diotela inori minik edo kalterik egiten: «Ez gatoz bat zentsurarako arrazoi moduan erabili dituzten argudioekin».

Zentsuratu dituzten egileen artelanak ezin dira ikusi Koldo Mitxelenako erakusketan, baina haien arrastoa, ordea, antzeman daiteke. Izan ere, komisarioek erabaki dute zatar papera jartzea obra horiek egon behar zuten lekuan.

«Balioak, tentsioan»

«Terrorismoaren biktimekiko errespetua» aipatu zuen Berastegik, berriz, obra batzuk zentsuratzeko arrazoi moduan. «Donostia 2016n badakigu egoera konplexu batzuetan balio batzuk tentsioan jartzen direla, baita kontraesanean eta gatazkan ere. Kasu honetan, aurrez aurre izan ditugu komisarioek lan egiteko behar duten askatasuna eta terrorismoaren biktimekiko errespetua, eta zalantza horretan biktimen sentsibilitatea aurretik jartzea erabaki dugu».

Donostia 2016ren gai nagusia elkarbizitza dela ekarri zuen gogora, berriz, Itxasok, eta preso politiko eta preso ohi batzuen lanak erakustea «Donostia 2016ren asmoen kontra» egon litekeela ere adierazi zuen.

Donostian zabaldu duten erakusketaren gorputz nagusia (Lekurik gabe, denborarik gabe) Sensibili Alle Foglie Italiako kooperatibak ekoitzi du, eta 70 bat egile italiarren lanak biltzen ditu. Giltzapekoak izenburupean gehitu dizkiote erakusketari Euskal Herrian eta Espainian egindako lanak. Baita komisarioek aukeratu baina erakusketatik kanpo gelditutako lanak ere.

Erabaki eta ekintza tamalgarria Pablo Berastegi kultur hiriburutzako zuzendari nagusiak eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak egindakoa: autozensurarena!

Ukatu ezin diren zenbait errealitate gatazkatsu ukatzen saiatzen dira: Nafar/Euskal Herrian pairatzen dugun gatazka politiko historiko eta kronikoa.

Gatazka politiko horren ondorioen artean terrorismoAK daude eta hauerk eragindako biktimena. Alde batetik ETArena, --modu ofizialean estatu espainol eta frantzesak onartzen dutena eta bakarra. Bestaldetik estatu espainolena eta frantzesarena, lehenengoarena batez ere, modu zuzenean segurtasun indarrek eragindakoa (guardia zibila + polizia nazionala) eta modu parapolizialean/paramilitarrean, hau da modu ezkututan, eragindakoa (AAA, Cristo Rey, BVE, GAL). Hedabide espainoletan, --oso modu agerikoan Madrilgo kobazulo nazional-katoliko mediatikoan! lehenengoa magnifikatu egiten da eta bigarrena isil eta desager arazi.

Hori nahiko ez eta ETAko terrorismoaren biktima elkarte desberdinak, PPk sortu eta bultzatutakoak, estatu espainoleko "n"-garren botere faktiko eta lobby boteretsu bihurtuta, ETAko biktimak santifikatu eta ETAko biktimarioak deabrutu, hiperkriminalizatu egiten ditu.

Testuinguru horretan Pablo Berastegi kultur hiriburutzako zuzendari nagusiak (kultur teknikaria) eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak (PSE-EEko politikari espainolista) erabaki politiko bat hartu dute eta autozentsura aplikatu. Honek gauza asko uzten ditu agerian eta guztiak negatiboak! Hasteko estatu espainoleko hedabide nazional-katolikoei dieten bildurra; aurrekoari lotuta ETAko terrorismoaren biktima elkarteei dieten izu mediatikoa; kuraia falta Nafar/Euskal Herrian eman den eta orandik ematen diren gatazkak, --politikoak, zuzenbidekoak, kulturalak, linguistikoak, sozialak, historikoak eta habar, diren bezala erakusteko; prebarikazio politikoa Denis Itxasoren eskutik eta bere aurreiritzi politiko espainolisten inposaketa lotsagabea; errespetu falta kultur komisario lantaldeak eginiko lanari, zeina aurreiritzi politikorik gabe osatu den ikuspuntu anitz eta tekniko-kultural batetik, hau da profesinaltasunetik! Amaitzeko, Nafar/Euskal Herrian talka asko daude euskalduntasun eta hispanitate eta galizismoaren artean, horien artean hizkuntzazkoa eta kulturala. Donostiako hiriburutza kulturalak nire ustez guzti horiek erakutsi behar ditu, hori gure eguneroko ogia direlako, errealitate berdaderoak direlako! Laburrean: eseki itzazue euskal presoek eta iheslariek egindako lanak, nazioarteko erakuslehioan zatar paperak itsusiak baitira oso!


Euskal presoen lanak zentsuratzea onetsi dute Espainiako Gobernuak eta Gipuzkoako Aldundiak

Iñigo Mendez de Vigoren ustez, euskal presoen lanak erakusketan plazaratzeak "biktimen sentsibilitatea zauri zezakeen". Markel Olanok "ehuneko ehunean" babestu ditu Donostia 2016ren azalpenak.

2016-11-18 / Berria


Lekurik gabe, denborarik gabe. Giltzapekoak erakusketan jarri behar zituzten presoen lanak, Donostia 2016ren testuinguruan. Ordea, antolakuntzak zentsuratu egin zituen Marrazki bilduma bat, margolan bat eta bideo-film bat, euskal presoek eginak zirelako.

Erabakiak erreakzio soka luzea eragin du. Espainiako Gobernuko bozeramaile Iñigo Mendez de Vigok ontzat jo du euskal presoen lanak ez erakustea, "biktimen sentsibilitatea zauri zezaketelako". Mendez de Vigok azaldu du lanok zentsuratzeko erabakia Donostia 2016 Fundazioaren zuzendaritzak hartu zuela: "Gobernu hau beti egongo da biktimen ondoan".

Pablo Berastegi Donostia 2016ko zuzendariak zehaztu du "zentsura" horrek "terrorismoaren biktimekiko errespetuarekin zerikusia" duela: "Donostia 2016 erabat jabetzen da, egoera konplexuetan, balio ezberdinak tentsioan, kontraesanean eta talkan sartzen direla".

Markel Olano Gipuzkoako ahaldun nagusiak ere "ehuneko ehunean" babestu du Donostia 2016ren erabakia, eta "indarkeria eta terrorismoa nozitu duten milaka pertsonen sentsibilitatea mantentzearen garrantzia" azpimarratu du. Olanoren esanetan, "demokrazia orotan adierazpen askatasunak bere bidea izan behar du eta errespetatu behar da", baina ñabartu du ezin dela "mugarik gabeko adierazpen askatasuna" izan.

EH Bildu eta Ahal Dugu, aurka

EH Bilduk "oso larritzat" jo du gertatutakoa, eta Gipuzkoako Batzar Nagusietan Markel Olano ahaldun nagusia eta Denis Itxaso Kultura diputatua agertzeko eskatu du, "argitu dezaten zeinek hartu duen artisten eta komisarioen adierazpen askatasunaren aurkako erabakia". Gainera, EAJ eta PSEri exijitu die neurriak har ditzatela "urratutako eskubideak onbideratzeko eta egun gertatzen ari den zentsurarekin amaitzeko lehenbailehen".

Ahal Dugu-k ere kritikatu Itxasok "naturaltasunez onartzea artelanen zentsura". "Harridura" azaldu du, "elkarbizitzarako kultura" lelotzat duen kultur hiriburu baten testuinguruan, artelanak zentsuratzeko "zentzugabekeria" egin dutelako.

 



http://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20161117/una-exposicion-que-trata-un-tema-espinoso-esta-casi-obligada-a-evidenciar-los-conflictos

Pablo Marte
Comisario de la exposición ‘Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’

Pablo Marte (Cádiz, 1975) es uno de los comisarios de la exposición censurada inaugurada hoy en el Koldo Mitxelena Kulturunea. A través del teléfono, responde brevemente las preguntas de NAIZ sobre el veto a las obras de varios presos políticos vascos, en las que asegura que «no hay nada que pueda herir a las víctimas».

«Una exposición que trata un tema espinoso está casi obligada a evidenciar los conflictos»
@zalduariz|DONOSTIA|2016/11/17 19:20|12 iruzkin Eguneratua: 2016/11/18 07:13


Alegan que les toca elegir entre dos derechos: el derecho a la libre expresión y el derecho al respeto, cuidado y protección de las víctimas. Pero es que en las obras no hay nada que pueda herir a las víctimas.

Sería muy naif pasar por alto ciertas realidades al hablar de reclusiones y cárceles.

Habéis denunciado que Donostia 2016 ha censurado varias obras de la exposición ‘Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’. ¿Cómo ha sido?
Han censurado una serie de dibujos, un cuadro y una película, concretamente, un mediometraje. Nosotros en ningún momento hemos explicitado de quién son las obras, simplemente presentamos nuestra queja por no poder tener un espacio de libre expresión y librepensamiento.

¿Es Donostia 2016 quien alega que son obras de dos presos políticos vascos?
Sí, son ellos quienes hacen público que se trata de presos de ETA. Nosotros no lo dijimos porque no queremos que se focalice todo en estas personas y porque nos debemos también cierta confidencialidad para con nuestro trabajo. Preferimos mantener discreción para no ocultar además el resto de la exposición.

Se trata de una exposición que, según la presentación, «se centra en las narrativas de las personas que atraviesan las condiciones de reclusión». ¿Cuál ha sido el problema?
Así es. Es un tema complejo que a nosotros nos pidieron trabajar desde el contexto local. No podíamos pasar por alto ciertas realidades cercanas y próximas de nuestra vecindad. Sería muy naif pasar por alto ciertas realidades al hablar de reclusiones y cárceles. Hemos tratado el tema con la delicadeza que requiere, pero también con la ortodoxia que pide nuestra profesión, que al fin y al cabo es una profesión de pensar. Nuestro trabajo es pensar y en esa labor hay que tener cuidado, pero no hay que tener remilgos por tratar ciertos temas.

¿Cuándo os dicen que las obras no pueden exponerse?
Cuando la película ya está lista para ser proyectada y el cuadro y los dibujos están ya colgados. En ese momento, después de algunas conversaciones, anunciamos que queremos evidenciar la censura, que en nuestra profesión es una práctica de lo más habitual. No queremos participar del ocultismo con el que normalmente se trata esto, y entonces decidimos cambiar el texto que va en la pared y substituir las obras por un trozo de papel que cubre exactamente el tamaño de los originales. Que la gente que venga no piense que hemos tenido un discurso naïf o pobre, que las ausencias no son por nuestra causa.

¿Qué razones os dan para censurar las obras?
Las que han anunciado públicamente, que no compartimos para nada. Alegan que les toca elegir entre dos derechos: el derecho a la libre expresión y el derecho al respeto, cuidado y protección de las víctimas. Pero es que en las obras no hay nada que pueda herir a las víctimas. En cualquier caso, una exposición que trata un tema espinoso está casi obligada a evidenciar los conflictos. De eso se trata. Si no estaríamos haciendo historiografía o ilustración. Lo que ha ocurrido es que nosotros pensábamos que la sociedad estaba lo suficientemente madura como para dirimir y diferenciar hechos de representaciones; porque nosotros trabajamos en el mundo de la representación, no en el de los hechos.


Icon-comments-header
12 iruzkin Iruzkina egin
Missing
erlabi
2016/11/18 12:03

Al final habra ke darles la razon a los ke se oponian a conceder a Donosti la capitalidad cultural .

Missing
erlabi
2016/11/18 11:55

Denis "Ytxasco " . Txillida Leku ke ODonostia capital cultural .Donostia puente a la convivencia "taurina".etc ,etc

Missing
..ELI...
2016/11/18 11:53

Boicot a Donostia 2016. Arnaldo reunete con ellos si es lo que hay que hacer, pero denuncia públicamente a esta gentuza.

Missing
Astaputz
2016/11/18 11:44

Parece que Denis Itxaso ha prohibido la presencia de los cuadros personalmente. Uno más de los cientos de cuadros del PSOE viviendo de lo público gracias a la "generosidad" del PNV.

Missing
herritar bat
2016/11/18 11:09

A día y hora de hoy no he escuchado que hayan DIMITIDO ni Comisarios ni muchísimo menos el "flamante" concejal.

A quedado muy claro que aquí, en Euskal Herria, es convivencia lo que éllos y el seguidismo de éllas determinan. No en mi nombre.

A Donostia 16 la podían llamar en este caso la anticultura.

Fotonoticia_20140320165417_310_85_85_0_0
Xabo
2016/11/18 10:34

Encima la justifican por ir "contra de los objetivos de Donostia 2016 "

¿No era precisamente el lema inaugural,Donostia PUENTE para la convivencia?

Parece que se refieren a otro tipo de puente,los festivos,y la convivencia debe ser con los turistas

Missing
TAVIRA
2016/11/18 09:55

Eneko Goia: bla, bla, bla, bla, bla, bla.......

Denis Itxaso: bla, bla, bla, bla, bla, bla......

Lehendakaria: bla, bla, bla, bla, bla,.....

Jonan Fernández: bla, bla, bla, bla, bla.....

Aintzane Ezenarrro: bla, bla, bla, bla....

Memoria, reconciliación, convivencia, paz, reconocimiento, reparación, todas las vícitmas merecen consideración bla, bla, bla, bla. Eta bukatzeko: bla

Missing
ilegorri
2016/11/18 08:41

Nazkatuta nago ikusteaz oraindik ere zenbaterainoko indarra duten ditxosozko "biktima" talde horiek.

Bizikidetza? elkarbizitza? Denis Itxaso eta konpainiari ahoa betetzen zaie horrelako hitzekin, baina hitz hutsak besterik ez dira.

Ni ere ez naiz joango erakusketa hori ikustera!!

Nahiz
Iñaki Egaña
2016/11/18 06:43

La exposición, sin explicitarlo, pero conociendo el currículo de los autores de las obras, tiene también trabajos de otros presos políticos, algunos condenados a largas penas. La cuestión es que no son vascos. Ese es el quid. La procedencia. Se puede admirar el testimonio, incluso el arte que hay en ellas. Lo desgarrador de la reclusión (en cárceles, centros de acogida, manicomios)... pero siempre que no tenga connotaciones autóctonas. Los vascos y vascas no tienen derecho a ofrecer su testimonio, el arte capaz de generar en aislamiento. Una más en la conculcación de derechos humanos que son universales con la excepción mundial que ahora sí, explicitan Bersategui e Itxaso, que actúan como brazos de un Ministerio del Interior omnipresente hasta en estos detalles. Aún así, por respeto al resto de la obra, la visible, merece la pena. Personalmente, que la he visto, me parece desgarradora. DSS16 se ha vuelto a cubrir de gloria después de presentarnos en San Telmo la de Tratados de Paz, una apología de la guerra y de la familia Borbón que no tenía nada que ver con el tema, la paz. Aquella sí que era deleznable. Acotan tanto los términos de lo "políticamente correcto" para ellos y para el resto que finalmente se sitúan en las mismas coordenadas del apartheid. Mandela tampoco podía exponer en Sudáfrica.

Missing
lisboatik
2016/11/17 22:41

Que verguenza. Me pregunto si como dice el socialista, exponer esas obras iba en contra objetivos donostia 2016 ¿cuales son esos objetivos? ¿Esconder una parte de la realidad? ¿Contar una « verdad» parcial?.En EH creo que falsas verdades no cuelan, todos sabemos que lo ocurrido es complejo y diverso, que todas las historias tienen una parte de verdad y todas tienen que ser respetadas. Nada de esconder nada, respeto y más empatia.

Missing
herritar bat
2016/11/17 21:22

Con censura no cuenten con mi visita.

Missing
..ELI...
2016/11/17 19:54

Este hecho es una muestra clarísima de lo que está sucediendo en EH con el relato que se quiere imponer. A quien se quiere invisibilizar, que ni conste, que no se tenga, ni tan siquiera acceso a los derechos fundamentales, condenados de por vida, da igual que hayan cumplido las penas y por injustas que estas hayan sido, el independentismo debe de purgar de por vida, censurado, criminalizado, despojado de sus derechos por quien es el delegado en EH para la imposición de ese relato, en este caso PNV y socios. Creo que nunca como hasta ahora se había llegado tan lejos en la exclusion y desactivacion del independentismo de izquierda en EH. Me parece que no les ha gustado nada que EHBildu se haya repuesto y tienen que sacar de foco las vulneraciones( casos de torturas, etc ) que manchan indirecta y directamente al PNV y que cada día van a estar mas presentes.






http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/11/17/paisvasco/1479408364_090041.html#comentarios

San Sebastián 2016 censura obras de presos de ETA en una exposición

La capitalidad decide excluir materiales realizados por reclusos de la banda porque pueden "herir la sensibilidad de las víctimas"



La polémica vuelve a salpicar a San Sebastián 2016. La capitalidad cultural europea, que trata de impulsar los valores de la convivencia, se ha visto de nuevo inmersa en la controversia por el veto que ha impuesto a los organizadores de una exposición que reúne trabajos realizados por personas recluidas en prisiones, psiquiátricos y asilos. Los comisarios de Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, han denunciado este jueves que la Fundación San Sebastián 2016 ha retirado varias obras elaboradas por presos de ETA que iban a formar parte de la muestra porque podían "herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo".

El veto se ha conocido durante la presentación de la exposición, auspiciada por la capitalidad cultural donostiarra. Después de darse a conocer el contenido de la muestra, los comisarios Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte han solicitado intervenir en la rueda de prensa para leer un comunicado en el que han asegurado que algunos materiales que habían sido seleccionados para la exposición "han sido objeto de censura" por parte de San Sebastián 2016.

Marte ha reconocido que al comisariar una exposición "sobre el encierro y la exclusión" estaban trabajando sobre "un tema complejo", aunque ha afirmado que la censura que han recibido supone "un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código de buenas prácticas". El veto, ha añadido, "debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición".

Pablo Berástegui, director de la capitalidad cultural, ha tomado la palabra acto seguido para explicar que San Sebastián 2016 ha decidido excluir las obras de los presos de ETA porque "podrían herir a las víctimas del terrorismo". "Han antepuesto la sensibilidad de las víctimas" a la "libertad de exhibición", ha señalado Berástegui, que ha puntualizado que las obras en cuestión "no tienen en su contenido nada que pueda herir", informa Efe. Preguntado sobre si la razón radica, por tanto, en la autoría de los mismos, Berástegui, al igual que los comisarios, ha eludido explicitar la autoría de las piezas.

Las obras realizadas por los reclusos de la banda terrorista eran una serie de dibujos, un cuadro y una película de vídeo. En el lugar donde iban las obras excluidas, los comisarios han decidido colocar unos papeles de estraza con la siguiente inscripción: "Obra censurada" en euskera y castellano.

Por su parte, el diputado de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso (PSE), quien ha "hecho suyas" las declaraciones de Berástegui, ha incidido en que el problema "no es el contenido de las obras" y ha recordado que el lema de la Capitalidad es "cultura para la convivencia". "Hablar de cultura es hablar de justicia, de memoria y de empatía" y "la exhibición de algunos autores podría herir la sensibilidad" de las víctimas e "ir en sentido contrario" al propósito de DSS2016.

La capitalidad cultural donostiarra ya se vio envuelta en otra polémica con ocasión de la presentación, en abril de este año, de la exposición Tratados de paz, en la que se cita a ETA como un “fenómeno político, militar y cultural” al mismo tiempo, lo que suscitó una queja formal por parte del Ministerio de Cultura, patrono de la fundación.

Comentarios:


lusi Minegra
una vergûenza...parece que algunas ideas del soviet siguen vivas en europa!! ya están presos, ya están pagando su delito, qué tiene que ver con eso su expresión artística?

3
Huysmans là-bas

"Hablar de cultura es hablar de justicia, de memoria y de empatía" Que un diputado de Cultura diga esto muestra el nivel cultural del país... cómo encasillar la cultura para el adiestramiento. o la muerte de la cultura.


2
Ana Piano
Ya han sufrido bastante acoso y desprecio por parte de una sociedad, entre los que me encuentro, que no entendió en su momento, el sufrimiento y la iniquidad que suponían esos asesinatos. Acoso, burla, amenazas, de todo han sufrido como para que ahora encima tengan que ver una exposición de los asesinos. En éste caso y sin que sirva de precedente, ESTOY DE ACUERDO CON LA CENSURA.


Emilio Renero
¿ Qué exponen? ¿Pistolas ?



Retiradas obras de una exposición «por respeto a las víctimas del terrorismo»

fotogalería

Imagen de la exposición.

Parece que Donostia 2016 no va a poder desarrollarse con tranquilidad ni en sus últimos coletazos. La presentación ayer de la exposición ‘Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’ se convirtió en un nuevo foco de polémica cuando los comisarios Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte denunciaron con la lectura de un comunicado que «algunos materiales que formaban parte del contenido de la exposición han sido objeto de censura por parte de la Fundación San Sebastián». El director general de la Capitalidad, Pablo Berástegui, asumió como propia la decisión de retirar algunas obras, que definió «como un acto de responsabilidad» para anteponer «la sensibilidad de las víctimas del terrorismo, por respeto a ellos».

Las obras censuradas, una veintena de dibujos, una película y un cuadro, estaban realizadas por dos presos de ETA, aunque tanto los comisarios como Berástegui se negaron a confirmarlo y a dar nombres «para no desviar el foco sobre el tema de la exposición» y también para «no alimentar el morbo».

Las piezas retiradas se enmarcan dentro de la exposición ‘Giltzapekoak: notas de la reclusión’, que forma parte del proyecto ‘Sin lugares, sin tiempo’, incluido en el programa de la Capitalidad, dentro del Faro de la Paz, desde la fase de candidatura. Se trata de una iniciativa que invita a través del arte a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión -cárceles, centros psiquiátricos, centros de internamiento para menores, etc.-, y profundizar en los mecanismos sociales y políticos de exclusión e inclusión.

Para ello, uno de los principales objetivos es investigar «cómo la expresión creativa supone una forma de evasión de dicha realidad para sobrellevar la reclusión o una vía para generar un espacio de dignidad y reencontrarse como persona».

Los comisarios resaltaron ayer que la censura «no solo supone un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código profesional de buenas prácticas sino que debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición, cuyo discurso de base queda inevitablemente mermado». Además, añadieron que «ninguna de las piezas tenía un contenido que pudiera herir a las víctimas del terrorismo. Para dejar constancia de la censura hemos colocado papel de estraza en el lugar donde iban a estar ubicadas las piezas».

Delicadeza

«Cuando se nos invitó a comisariar una exposición sobre el encierro y la reclusión, sabíamos que estábamos ante un tema complejo, en el que sin duda lo pertinente era operar con delicadeza. Esa delicadeza, no obstante, en modo alguno puede cambiar la dureza y la complejidad de la realidad histórica sobre la que se nos invitó a reflexionar», explicó Pablo Marte.

Berástegui, que también aseguró que las obras en sí mismas no tenían un contenido dañino, reconoció ser «plenamente consciente de que, en circunstancias complejas, diferentes valores entran en tensión, en contradicción, en colisión incluso. En este caso nos hemos encontrado frente a la libertad con la que deben obrar los comisarios y el respeto a las víctimas del terrorismo. Donostia 2016, en esta disyuntiva, ha decidido anteponer la sensibilidad de las víctimas ».

También apuntó que «desde 2016 no compartimos la apreciación de que el discurso de la exposición se vea afectado» y aceptó que «he podido poner la venda antes de la herida, pero creo que la decisión es la correcta».

En la presentación, también se encontraba Denis Itxaso, diputado foral de Cultura y por tanto miembro de la Fundación Donostia 2016. Hizo suyas las declaraciones de Berástegui, reiteró que «el problema no es el contenido de las obras» y recordó que «el contexto en el que se desarrolla esta exposición es el de la Capitalidad Cultural para la convivencia. Es hablar de sensibilidad, de empatía, de valores y la exhibición de algunos autores podría herir la sensibilidad de las víctimas e ir en sentido contrario al propósito de Donostia 2016». Dario Malventi es el comisario del proyecto ‘Sin lugares, sin tiempo’ en el que se enmarca la polémica exposición y ayer se declaró «a favor del comunicado». «Creo que no hay que desviar la atención del objetivo de la exposición».

La muestra consta de dos partes «que dialogan»: ‘Sin lugares, sin tiempo’, comisariada por la cooperativa Sensibili alle flogie, y ‘Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’. La parte italiana consta de una selección de 76 autores de laboratorios de arte que nacieron entre los años 70 y 90. La cooperativa, según explicó Nicola Valentino, propone el reto de «dar visibilidad a los límites y a las dificultades sociales de entender la creatividad como un recurso vital determinante para seguir siendo humanos».

‘Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’ se centra en las narrativas de las personas que atraviesan las condiciones de reclusión y la relación entre individuo e instituciones como cárceles, psiquiátricos o asilos. A la hora de realizar el planteamiento, los comisarios optaron por abordar el discurso desde la arquitectura, el cuerpo, la economía y el control. «Es el apunte expositivo desde la visión local sobre el encierro, siempre desde el punto de vista artístico», indicó Marte.



2016/11/18

ZENTSURA

LANDER GARRO


captura-de-pantalla-2016-11-18-a-las-17-33-01

Ez nuen atzo DSS2016k presoen lanei egindako zentsuraz idazteko asmorik, ze, bustitako zoruan ari du, eta ez dut uste ezer berria ekar litekeenik. Agintari politikoek bere burua definitu dute, nik nire hitz dardaratiez egin dezakedana baino hobeto, zehaztasun erabatekoz. Baina gaur Markel Olanok egindako zentsura hitzaren ukoak bultzatu nau, azkar bada ere, nire iritzia plazaratzera.

Ez da gaurkoa EAJk eta zentsurak daukaten harreman maitasunezkoa, luzetik dator. Oraindik ondo gordeak ditut begi ninietan, Ertzaintza lehen aldiz Egin egunkarian sartu zeneko irudiak. Zuri-beltzezko irudi haietan, erredakzioa ikusten zen, erredakzioa osatzen zuten lagunen larridura eta harridura, eta txapelaz jantzitako euskal poliziak kaxak eta kaxak ateratzen. Hurrengo egunean Juan mari Atutxa prentsa aurrean atera zen, ustez Egin ETArekin lotzen zuen folio bat erakutsiz. Atutxak, garai hartan, Egin goizeroko 50 gramo amonal bezalakoa zela esan zuen. Hain zitzaion mingarria, goizero, berea bezalakoa ez zen iritzi bat irakurtzea. Azken buruan, kontua horixe baita: joko-zelaian bestea onartzea, ariketa beti zaila, beti higuingarria, baina beti beharrezkoa, demokrazia esaten dugun horretan.

Neronek ere izan nuen enkontru bat EAJren garro luzeekin. Duela urte batzuk Orereta ikastolak ikastolaren istorioa kontatzeko enkargua egin zidan, eta hasi nintzen elkarrizketa batzuk egiten eta paper batzuk zirriborratzen. Uda hartan, EAJk bultzaturik, Barrura begiratzeko leihoak filmaren kontrako kanpaina bat hasi zuten Bildu ez ziren beste alderdi guztiek. Juan Karlos Izagirreren kontrako gerra zikina izan zen, zinema baliatuta, haren gobernuaren kontra egiteko. Bazekien EAJk, erbia libratzen bazuen, kaberna mediatiko guztia, Barne Ministerioa barne, joango zitzaizkiola Izagirreri mehatxu eginez. Eta hala izan zen. Azkenik, EAJren ekimenari esker, diru-laguntza kendu behar izan zion Izagirreren udalak filmari: bereari eutsi izan balio, Audientzia Nazionalean amaituko zuen alkateak. Denek genekien hori, EAJk barne.

Egun haietan, Josu Martinez filmaren aitapontekoari elkartasunez, manifestu bat jarri nuen martxan, eta testu bat idatzi nuen egunkarian, gaztelaniaz, EAJko iturginek ere uler zezaten. Testua bolbora bezala zabaldu zen, eta Oreretako EAJren eskuetara irritsi zenean, haien satorrak (Mikel Erriondo, nabarmenki) lanean jarri, eta Oreretako ikastola presionatu zuten, liburua egin ez nezan. Eta hala izan zen: proiektua kendu zuten nire eskuetatik. Zein zen nire delitua? Berriz ere, hitza. Hitz egin izana. Hitz egiteko askatasuna eta konpromisoa hartu izana.

Bitxiena da, manifestuaren aurkezpenera nindoan unean bertan, trenean jaso nuela liburua idatziko ez nuen abixua: adierazpen askatasunaren aldeko manifestu bat neraman karpetan! Ehizatutako ehiztaria nintzen. Ehiztari txikia, alajaina!

Olanok dio hau ez dela zentsura. Hiztegiaren arabera, zentsura da “zentsoreak egiten duen esku-hartzea, arrazoi politikoek, moralek eta ideologikoek bultzatuta, lan baten mezuaren edo formaren kontra”. Bitxia da, ze, DSS2016k egin duena, ez baita definizio horretan zehazki sartzen. Izan ere, definizio horretan ez baita kabitzen subjektuaren araberako zentsura, hots, lana edo honen mezua ez, baizik eta lanaren egilea aurretiaz zentsuratzen duena, esan edo egin duena ez delako garrantzitsua, baizik eta nor den. Zentsura a la karta delako hori, zuri bai eta zuri ez aplikatzen dena, arbitrarioki, guztiz eta erabat da berdintasunaren kontrako atentatu bat, giza eskubide oinarrizkoenaren kontrakoa, “denok gara berdinak legearen aurrean” printzipioa txikitzen duelako. Beraz, ez da zentsura, zentsura baino askoz ere larriagoa da, da egitea zerrenda beltz bat, hartzen duena talde bat agintariak erabakitzen duena, ez daukana muga jakinik, ukatzen diona talde horri agintariak unean unean erabakitzen duena, okurritzen zaiona, nahi duenean eta nahi badu, komenentziaren arabera. Hor ez dago ez babes juridikorik, ez epaile baten kontrolik, eta zentsuratuaren defentsan ager litekeen defentsa formalik. Ze mingarria bada ETAko preso batek lan bat plazan ematea, izan liteke ETAko preso horrek, demagun, iritzi artikulu bat plazaratzea. Zentsura jainkotiar hau, ematen diona agintari tiranoari eskumena erabakitzeko nor den hitzaren jabe, eta nor isildu beharrekoa, ez da zentsura, inkisizioa da, sura kondenatu ordez, ostrazismora kondenatzen duena, aldez aurretik askatasunik gabe dagoen pertsona. Zu, zarena zarelako, isildu behar duzu, bai esaten duzuna gaizki badago, eta baita esaten duzuna ongi badago ere, bai esaten duzuna iraingarria bada, eta baita esaten duzuna artistikoa izanda ere. Nik diodalako. Neuk, aginte inkisitorial ahalguztidunak.

Hitz egin dezakezu, noski, baina soilik unean uneko Lancre jaunari bururatzen bazaio baietz, hitz egin dezakezula. Non, noiz, noiz arte, zer, horiek guztiak ez daude zehaztuta, sistema juridikotik aparte dagoen zulo beltz batez ari garelako hizketan, beraz, zentsorearen esku geratuko da.

Zentsura ETAko presoei aplikatu izanak, batzuk aringarritzat joko dutena, asuntoa larriagotu besterik ez du egiten, kartzelari buruz dagoen literatura judizial guztiak, guzti-guztiak, azpimarratzen duelako presoa berriz gizarteratu beharra, presoaren gizartearekiko lotura sendotu beharra, hain zuzen literatura juririko horrek egintzat ematen duelako, presoa, gaizkilea den neurrian, gizartetik at dagoela. Ez da, noski, guk euskal presoez daukagun iritzia, jakin badakigulako pertsona errotuak direla, eta hain juxtu honek esplikatzen du agintarien jokabidea: (erroturik dauden) presoak sustrai-gabetzeko eta isolatzeko bulkada kriminal etengabea.

Olanok esan zezakeen, lotsarik balu, zinez zer gertatu den. Kaka eginda daudela, badakitelako Madrilen zein manerak darabilten. Zentroko alderdi baten gisa agertu nahi dutela, eta ez dutela, derrepente, ETAko hiru presoren defentsan aritu nahi. Ez dela haien papera. Beraz, biderik laburrena hartu dute: eskumen mugarik gabeak aplikatu jende multzo (babesik gabeko) baten kontra, jakinik inpuneki ariko direla, ez delako epailerik izango haien erabakiari mugak jarriko dizkionik. Sentitzen dutela haiengatik, baina hauxe dela dagoena. Esan zezakeen halako zerbait. Horren ordez, EAJren betiko negazionismoa praktikatu dute. Badakizue: hemen biolentzia bakarra egon da, ez da torturarik izan, eta hau ez da zentsura. Etika da.



2016/11/18

http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/2016-11-18/hemeroteca_articles/donostia-2016-censura-obras-solo-por-ser-de-presos-o-expresos-vascos
EGUNEKO GAIAK
| VETOS EN LA CAPITALIDAD CULTURALIDAD EUROPEA
Donostia 2016 censura obras solo por ser de presos o expresos vascos

Comisarios de la exposición «Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión» han denunciado que la Fundación Donostia 2016 ha «censurado» varias obras seleccionadas para la muestra por estar realizadas por presos vascos. El director de Donostia2016, Pablo Berastegui, sostiene que «podrían herir a víctimas del terrorismo».

GARA|DONOSTIA
1118_eg_marte

Comisarios de la exposición “Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión” denunciaron ayer que la Fundación Donostia San Sebastián 2016 –compuesta por el Ayuntamiento, la Diputación de Gipuzkoa y los gobiernos autonómico y español– ha «censurado» varias obras por estar realizadas por represaliados vascos. Ocurrió durante la presentación de la misma, a través de la lectura de un comunicado.

La muestra forma parte del proyecto “Sin lugares, sin tiempo”, incluido en el programa de DSS2016EU. Esta iniciativa invita a través del arte a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión –cárceles, centros psiquiátricos, centros de internamiento para menores, entre otros–, y a profundizar en los mecanismos sociales y políticos de exclusión e inclusión que operan en la sociedad.

Uno de los comisarios de la exposición, Pablo Marte, explicó que algunos materiales que formaban parte de la muestra han sido «objeto de censura» por parte de la Fundación, lo cual afirma que «no solo supone un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código profesional de buenas prácticas», sino que además «debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición». Entiende que «el discurso de base queda inevitablemente mermado, como un cuerpo al que se le extirpan diversos órganos».

Itxaso: «Terreno pantanoso»

El director de Donostia 2016, Pablo Berastegui, quien también estaba en el estrado junto al diputado de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso, explicó que las obras retiradas «no tienen en su contenido nada que pueda herir», pero «podrían herir a las víctimas del terrorismo». El responsable de la capital cultural afirmó ser «plenamente consciente de que, en circunstancias complejas, diferentes valores entran en tensión, en contradicción, en colisión incluso». «En este caso, se ha encontrado frente a la libertad con la que deben obrar los comisarios y el respeto a las víctimas del terrorismo. Y DSS2016, en esta disyuntiva, ha decidido anteponer la sensibilidad de las víctimas», añadió.

Preguntado sobre si la razón de esta censura reside en la autoría de las obras, Berastegui, al igual que los comisarios de la muestra, eludió confirmar que los autores son presos o expresos. No obstante, fuentes de la Capitalidad Cultural sí reconocieron fuera de micrófono este extremo, según la agencia Efe. En concreto los trabajos censurados serían unos dibujos, un cuadro y un vídeo.

Itxaso hizo suyas las declaraciones de Berastegui, y señaló que «con la exhibición de autores que pudiesen herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo, podríamos correr el riesgo de ir en el camino contrario al que se pretende cuando hablamos de curar heridas, de respetar la memoria y de respetar a las víctimas del terrorismo». Afirmó que esa es la reflexión que se ha hecho dentro de la Fundación, «sabiendo que es entrar en un terreno muy pantanoso, muy complejo, respetando todo y más la independencia de creación, de pensamiento y el libre derecho a la expresión».

 

«No hay nada que pueda herir a las víctimas»

En una entrevista publicada por NAIZ, Pablo Marte destacó que en las obras censuradas no hay «nada que pueda herir a las víctimas. En cualquier caso, una exposición que trata un tema espinoso está casi obligada a evidenciar los conflictos. De eso se trata. Si no, estaríamos haciendo historiografía o ilustración. Lo que ha ocurrido es que nosotros pensábamos que la sociedad estaba lo suficientemente madura como para dirimir y diferenciar hechos de representaciones, porque nosotros trabajamos en el mundo de la representación, no en el de los hechos».

Asimismo, defendió la decisión adoptada por los comisarios de la obra, que han colocado trozos de papel para denunciar la censura. «No queremos participar del ocultismo con el que normalmente se trata esto. Que la gente no piense que hemos tenido un discurso pobre, que las ausencias son por nuestra causa», señaló.GARA


Olano no ve censura en retirada de obras de presos de ETA de una exposición

San Sebastián, 18 nov (EFE).- El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (PNV), ha aplaudido hoy la decisión de la Capitalidad Cultural Europea DSS2016 de retirar de una exposición colectiva tres obras artísticas elaboradas por presos y expresos de ETA, una medida en la que no aprecia "censura".

Olano ha afirmado, en una rueda de prensa, que la exhibición de esas obras podrían "constituir un serio problema" porque podrían "herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo", por lo que la decisión de DSS2016 de retirarlas es "dura de tomar" pero "necesaria".

"Mi respaldo total y del cien por cien a esa decisión", ha abundado Olano, quien ha considerado que la libertad de expresión "no puede ser ilimitada", por lo que no se puede admitir, ha dicho, que su ejercicio hiera a las víctimas del terrorismo.

Ha recordado que Euskadi vive en un momento "muy sensible", en un proceso de fin de la violencia en la que se debe "mantener la sensibilidad con los miles de personas que han sufrido los zarpazos de la violencia y el terrorismo en nuestra sociedad".

"Esa sensibilidad especial con las víctimas se tiene que trasladar a la comunicación y a las obras que se puedan expresar", ha agregado.

El diputado general ha considerado que el enfoque de la exposición, que reúne creaciones artísticas de personas en situación de reclusión, no le parece "desacertado", aunque ha matizado que también "hay que bajar a la letra pequeña" para ponderar las consecuencias de exhibir determinadas obras.

La retirada de estas obras, una serie de dibujos, un cuadro y una película, no atenta contra la libertad de expresión de las personas presas, sino que compatibiliza el objeto de la exposición con la necesidad de no "generar sufrimiento para las víctimas". EFE


Euskal Herria: Donostia 2016 censura obras de pres@s y expres@s polític@s vasco@s en una exposición

http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/11/18/euskal-herria-donostia-2016-censura-obras-de-presos-y-expresos-politicos-vascos-en-una-exposicion/


eh
Resumen Latinoamericano/ 17 de Nov. 2016.-

Comisarios de la exposición «Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión» han denunciado que la Fundación San Sebastián 2016 –compuesta por el Ayuntamiento de Donostia, la Diputación de Gipuzkoa y los Gobiernos autonómico y español– han «censurado» varias obras seleccionadas para la exposición por estar realizadas por presos o expresos políticos vascos.

La muestra forma parte del proyecto «Sin lugares, sin tiempo», incluido en el programa de DSS2016EU desde la fase de candidatura. Esta iniciativa invita a través del arte a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión (cárceles, centros psiquiátricos, centros de internamiento para menores, entre otros), y a profundizar en los mecanismos sociales y políticos de exclusión e inclusión que operan nuestras sociedades.
Para ello, uno de los principales objetivos es investigar cómo la expresión creativa supone «una forma de evasión de dicha realidad para sobrellevar la reclusión», o una vía para «generar un espacio de dignidad y reencontrarse como persona».

Con este objetivo, el proyecto consta de dos fases. La primera consistió en una serie de jornadas de trabajo en las que participaron organizaciones que trabajan con personas presas o que están de algún modo privadas de libertad en la comarca de Donostialdea. La segunda es esta exposición que alberga el Koldo Mitxelena hasta el próximo 19 de enero.

Uno de los comisarios de la exposición, Pablo Marte, ha explicado que algunos materiales que formaban parte de la muestra han sido «objeto de censura» por parte de la Fundación San Sebastián 2016, lo cual «no sólo supone un acto inadmisible y del todo contrario a cualquier código profesional de buenas prácticas», sino que «debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición, cuyo discurso de base queda inevitablemente mermado, como un cuerpo al que se le extirpan diversos órganos».

Las miradas se han dirigido al director de Donostia 2016, Pablo Berástegui, quien también estaba en el estrado, junto al diputado de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso. El responsable de la Capitalidad Cultural ha explicado que las obras retiradas «no tienen en su contenido nada que pueda herir», pero que «podrían herir a las víctimas del terrorismo». Ha reconocido ser «plenamente consciente de que, en circunstancias complejas, diferentes valores entran en tensión, en contradicción, en colisión incluso».

«En este caso se ha encontrado frente a la libertad con la que deben obrar los comisarios y el respeto a las víctimas del terrorismo y DSS2016, en esta disyuntiva, ha decidido anteponer la sensibilidad de las víctimas», ha manifestado.

Preguntado sobre si la razón reside, por tanto, en la autoría de los mismos, Berástegui, al igual que los comisarios, ha eludido explicitar si las piezas habían sido elaboradas por presos o expresos políticos vascos. No obstante, fuentes de la Capitalidad Cultural sí han reconocido fuera de micrófono este extremo, según la agencia Efe. En concreto serían unos dibujos, un cuadro y un vídeo realizados por presos o expresos.

Donostia 2016 y los comisarios han decidido «visibilizar» las ausencias de estas obras mediante la colocación de recortes de papeles de estraza en el lugar donde estaba prevista su colocación.

Denis Itxaso ha «hecho suyas» las declaraciones de Berastegui, y ha afirmado que «con la exhibición de autores que pudiesen herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo, nos parecía que podríamos correr el riesgo de ir en el camino contrario al que se pretende cuando hablamos de curar heridas, de respetar la memoria y de respetar a las víctimas del terrorismo».

Ha señalado que esa es la reflexión que se ha hecho dentro de la Fundación, «sabiendo que es entrar en un terreno muy pantanoso, muy complejo, respetando todo y más la independencia de creación, de pensamiento y el libre derecho a la expresión, por supuesto, pero ese derecho se da un espacio público, y dentro de la programación de Capitalidad que tiene unos objetivos».

Llegar a la censura con tal de invisibilizar a los presos

Editorial del diario Gara

17  noviembre 2016.-Ayer se inauguró en el Koldo Mitxelena Kulturunea de Donostia la doble exposición ‘Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’. Una muestra que los responsables de la capitalidad cultural europea de Donostia 2016 presentan en su web como una invitación «a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión», pero que se inauguró con una denuncia de censura por parte de los comisarios. Concretamente, los encargados de organizar la exposición denunciaron ayer que Donostia 2016 ha retirado varias obras por ser autoría de presos o expresos políticos vascos. En pleno siglo XXI, en Euskal Herria, han osado censurar las obras de presos en el marco de una exposición que reflexiona acerca de la… reclusión. Increíble pero cierto.

Antes de entrar en otras consideraciones, cabe aplaudir en primer lugar la actitud de los comisarios de la exposición, que en contra de lo habitual, han optado por denunciar la intromisión censora y hacerlo cara a cara con sus responsables, en la presentación. ¿Qué poso espera dejar una capitalidad europea que frena el librepensamiento y la libre expresión? ¿Qué legado espera dejar una Donostia 2016 que dice abordar las consecuencias de la reclusión ignorando a 366 presos de este país?

Porque esta es, junto a la desfachatez que supone atreverse a censurar una exposición artística, la cuestión más grave que envuelve al caso. No son las obras de los presos las que molestan (todos coinciden en que no son para nada ofensivas), sino la existencia misma de un colectivo de presos, recordatorio cotidiano de las heridas abiertas de un conflicto cuyas consecuencias prefieren no abordar. Es la misma lógica que se esconde tras la negativa a incluir como víctimas a los familiares de presos muertos por la dispersión. Ya se sabe que aquello que no se ve, no existe. Pero también sabemos que precisamente, el arte existe, en gran medida, para visibilizar y visualizar lo inexistente.

Foto: Cartel que denuncia la censura en la exposición. (Gorka RUBIO/ARGAZKI PRESS)


http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/11/18/ocio-y-cultura/donostia-2016-censura-obras-artisticas-de-presos-de-eta-para-no-herir-a-las-victimas

Donostia 2016 censura obras artísticas de presos de ETA para no herir a las víctimas


Los comisarios de una exposición sobre el arte en reclusión acusan a la capitalidad de “quebrantar” la libertad de expresión

Juan G. Andrés Javi Colmenero - Viernes, 18 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Vista:

Donostia - Aunque apenas queda un mes y medio para el final del año, Donostia 2016 mantiene inalterable su capacidad de sorprender con nuevas polémicas. La última la vivieron ayer los periodistas que cubrían la inauguración de una exposición cuyos comisarios acusaron en vivo y en directo a la Fundación 2016 de “censura”. ¿El motivo? Haber retirado varias obras artísticas -una serie de dibujos, una pintura y un vídeo- realizadas por presos de ETA que, en opinión de Pablo Berástegui, director de la capitalidad, podían “herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo”.

Instalada en el Koldo Mitxelena, Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión incluye obras creadas por personas que viven o han conocido situaciones de reclusión en cárceles, instituciones psiquiátricas y centros similares. El grueso de los materiales, piezas de artistas extranjeros, proceden de la cooperativa italiana Sensibili alle Foglie, mientras que el resto aluden a un contexto más local, relacionado con Euskal Herria y el Estado, y ha sido fruto del trabajo de los comisarios Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, acompañaba a Berástegui en una rueda de prensa que discurría con aparente normalidad hasta que una vez terminadas sus explicaciones, Marte leyó un sorpresivo comunicado en nombre de los comisarios. Según denunció, “algunos materiales” de la muestra “han sido objeto de censura” por parte de Donostia 2016, algo “inadmisible” y “contrario a cualquier código profesional” y que, además, “debilita y hace vulnerable el horizonte mismo de la exposición”. A su juicio, la censura vuelve “blando e inútil” un discurso sometido a “infantilización”, al tiempo que “quebranta” la libertad de expresión.

Tras advertir de que no desean “herir ni dañar” a nadie, dijeron no compartir los “argumentos para la censura”. “Le corresponde a las y los visitantes de la exposición considerar si el trabajo realizado era o no apropiado. La previa anulación de esa posibilidad por parte de cualquier orden político e institucional pone en entredicho la capacitación de la ciudadanía para la propia opinión y establece un marco de trabajo pueril, aunque se la quiera disfrazar de bien social”, concluyó.

Acto seguido fue Berástegui quien leyó las notas que llevaba preparadas, con lo que se hizo evidente que ambas partes habían pactado su forma de proceder. El responsable de la capitalidad mostró su “respeto absoluto” a la labor y a la “total profesionalidad” de los comisarios, pero vinculó su decisión con el necesario “respeto a las víctimas del terrorismo”, cuya “sensibilidad” ha sido antepuesta “a la libertad de exhibición”.

Lo que vino después fue un toma y daca entre los comparecientes y unos desconcertados periodistas que, solo a base de preguntar y preguntar, consiguieron saber que fue la autoría de las obras lo que provocó su retirada, ya que “no tienen en su contenido nada que pueda herir”, según afirmó Berástegui, responsable último de esta “decisión sopesada”. Aunque en la rueda de prensa eludió reiteradamente concretar si las piezas habían sido realizadas por miembros de ETA, más tarde distintas fuentes -incluidas la Fundación 2016- precisaron que los autores de las piezas son presos y exreclusos de la banda terrorista.

Itxaso, por su parte, hizo suyas las explicaciones de Berástegui y tras recordar que el lema de Donostia 2016 es “Cultura para la convivencia”, confirmó que “el problema no eran las obras”, sino “la exhibición de autores que podrían herir la sensibilidad de las víctimas”. En su opinión, “hablar de cultura es hablar de justicia, memoria y empatía”, y haber expuesto esos trabajos podría ser contrario a los objetivos de la capitalidad.

A propuesta de los comisarios, y con el acuerdo de Donostia 2016, varios fragmentos de papel de estraza sustituyen a las piezas eliminadas, cuya ausencia se hace visible con varias cartelas que rezan: “Obra censurada”.

“Quizá nos hemos puesto la venda antes de la herida”, admitió Berástegui, convencido de haber obrado “correctamente”. Con esta discutible decisión parece haber querido evitar polémicas como la que suscitó un caso de estudio del proyecto Tratado de Paz denominado Tras las conversaciones de Argel. Delirio y tregua. En la descripción de aquella exposición, se aludía a ETA como “fenómeno a la vez político, militar y cultural”, lo que provocó las críticas de la prensa y de la clase política más retrógrada.

comentarios:

La Ordóñez acaba de meter en la cárcel a 7 personas en Altsasu, ¡como para no pensárselo!!


no estoy de acuerdo con que se censuren obras de nadie , si en estas obras no son ofensivas ,

Yo supongo que lo que pueda humillar u ofender es el contenido de la obra, más allá de quién sea el autor de la misma.


Aparte de los derechos que les hayan quitado por sentencia judicial como pena por sus delitos, ¿cuántos derechos les van a quitar a los presos? ¿Cuáles van a ser?

Esto se parece mucho a la dictadura franquista, cuando por ser vasco y no español se castigaba a la gente. Se multaba y expulsaba del colegio por hablar en 'vascuence'. Se acallaba en lo posible a quienes disentían.

Esto es lo que pretenden los odiadores profesionales de algunas asociaciones de víctimas, a las que se les da mayor poder de decisión del que debieran tener.

Hay una gran mayoría en esta sociedad que ha sufrido el terrorismo (de todos los bandos) y ahora le toca sufrir la arrogante actitud de odiadores 'profesionales', que viven de ser víctimas y no tienen otro oficio ni beneficio. Entiendo que intenten continuar con sus prebendas, pero ya va pasando el tiempo y les toca ir cambiando.


  • Erabaki eta ekintza negargarria Pablo Berastegi kultur hiriburutzako zuzendari nagusiak eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak egindakoa: autozensurarena!

    Ukatu ezin diren zenbait errealitate gatazkatsu ukatzen saiatzen dira: Nafar/Euskal Herrian pairatzen dugun gatazka politiko historiko eta kronikoa.

    Gatazka politiko horren ondorioen artean terrorismoAK daude eta hauerk eragindako biktimena. Alde batetik ETArena, --modu ofizialean estatu espainol eta frantzesak onartzen dutena eta bakarra. Bestaldetik estatu espainolena eta frantzesarena, lehenengoarena batez ere, modu zuzenean segurtasun indarrek eragindakoa (guardia zibila + polizia nazionala) eta modu parapolizialean/paramilitarrean, hau da modu ezkututan, eragindakoa (AAA, Cristo Rey, BVE, GAL). Hedabide espainoletan, --oso modu agerikoan Madrilgo kobazulo nazional-katoliko mediatikoan! lehenengoa magnifikatu egiten da eta bigarrena isil eta desager arazi.

    Hori nahiko ez eta ETAko terrorismoaren biktima elkarte desberdinak, PPk sortu eta bultzatutakoak, estatu espainoleko "n"-garren botere faktiko eta lobby boteretsu bihurtuta, ETAko biktimak santifikatu eta ETAko biktimarioak deabrutu, hiperkriminalizatu egiten ditu.

    Testuinguru horretan Pablo Berastegi kultur hiriburutzako zuzendari nagusiak (kultur teknikaria) eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak (PSE-EEko politikari espainolista) erabaki politiko bat hartu dute eta autozentsura aplikatu. Honek gauza asko uzten ditu agerian eta guztiak negatiboak! Hasteko estatu espainoleko hedabide nazional-katolikoei dieten bildurra; aurrekoari lotuta ETAko terrorismoaren biktima elkarteei dieten izu mediatikoa; kuraia falta Nafar/Euskal Herrian eman den eta orandik ematen diren gatazkak, --politikoak, zuzenbidekoak, kulturalak, linguistikoak, sozialak, historikoak eta habar, diren bezala erakusteko; prebarikazio politikoa Denis Itxasoren eskutik eta bere aurreiritzi politiko espainolisten inposaketa lotsagabea; errespetu falta kultur komisario lantaldeak eginiko lanari, zeina aurreiritzi politikorik gabe osatu den ikuspuntu anitz eta tekniko-kultural batetik, hau da profesinaltasunetik! Amaitzeko, Nafar/Euskal Herrian talka asko daude euskalduntasun eta hispanitate eta galizismoaren artean, horien artean hizkuntzazkoa eta kulturala. Donostiako hiriburutza kulturalak nire ustez guzti horiek erakutsi behar ditu, hori gure eguneroko ogia direlako, errealitate berdaderoak direlako! Laburrean: eseki itzazue euskal presoek eta iheslariek egindako lanak, nazioarteko erakuslehioan zatar paperak itsusiak baitira oso!



    Parece que DSS2016 añade una nueva condena a la impuesta por el juez. DSS2016 les condena tambien a la mas absoluta marginacion y anula sus derechos como personas.
    Si alguna de esas obras se titulara "por la paz" o "arrepentimiento", ¿tambien lse censurarian?


    Desde luego...no se si se evitará o fende r a las v íctim as....a las de siempre claro, las que ma neja n los hi los de este teatro esp er pen tico como lo han hecho con los 7 chavales de Al tsasu, lo que está claro es que sí ofe n de a la in teli gen cia, a la democracia, al senti do co mún....y como no, a las víc tim as no reco n o ci das por los man da mase s si n v e r g ü e n za s y sus im pre scindibles cola b oradores. Ind ign ada estoy.

    Chavales? Supongo que Vd también denominaría así, "chavales", por ejemplo, a lis violadores de la chica en Sanfermines.


    Comollll?? Je je, intentando darle la vuelta a un sin sentido para just ificar lo i nju stificabl e ? An da ya!!



    Of en den los que han cens ura do las obras, quiero decir

    Si las obras en si no hieren la sensibilidad de nadie no veo mayor problema en exponerlas SEAN DE QUIEN SEAN.





    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/11/19/ocio-y-cultura/ministerio-y-diputacion-respaldan-la-censura-de-donostia-2016

    Ministerio y Diputación respaldan la censura de Donostia 2016

    Bildu solicita que se “restauren los derechos vulnerados” y Podemos critica que se “asuma con normalidad”

    Sábado, 19 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 06:13h

    Espacio que ocupaban las obras censuradas.

    Donostia - El portavoz del Gobierno central, Iñigo Méndez de Vigo, mostró ayer su respaldo a la decisión de la Fundación Donostia 2016 de retirar varias obras artísticas elaboradas por presos de ETA que habían sido incluidas en una exposición sobre el arte creado en situaciones de reclusión. En su presentación del pasado jueves, los comisarios de la muestra denunciaron la censura de varias piezas que fueron excluidas “para no herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo”, según advirtió el director general de la capitalidad, Pablo Berástegui. “Nos parece bien porque podía herir la sensibilidad de las víctimas y este Gobierno está siempre al lado de las víctimas”, subrayó Méndez de Vigo (PP) en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

    Por su parte, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (PNV), aplaudió la decisión de Donostia 2016 y dijo no apreciar censura en la medida. En una rueda de prensa, opinó que la exhibición de esas obras podrían “constituir un serio problema” porque podrían “herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo”, por lo que la decisión de la capitalidad es “dura de tomar” pero “necesaria”. “Mi respaldo total y del cien por cien”, abundó Olano, para quien la libertad de expresión “no puede ser ilimitada” y no se puede admitir que su ejercicio hiera a las víctimas del terrorismo.

    El diputado general, Markel Olano, no aprecia censura en la decisión y considera que la libertad de expresión “no puede ser ilimitada”

    Asimismo, recordó que Euskadi vive en un momento “muy sensible”, en un proceso de fin de la violencia en la que se debe “mantener la sensibilidad con los miles de personas que han sufrido los zarpazos de la violencia y el terrorismo en nuestra sociedad”. “Esa sensibilidad especial con las víctimas se tiene que trasladar a la comunicación y a las obras que se puedan expresar”, agregó. En su opinión, la retirada de esas obras de la exposición Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión -una serie de dibujos, un cuadro y el vídeo de una película- no atenta contra la libertad de expresión de las personas presas, sino que compatibiliza el objeto de la exposición con la necesidad de no “generar sufrimiento para las víctimas”.

    Más Reacciones Por su parte, el portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Xabier Olano, consideró “inadmisible” que la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia “censuren a artistas” por su condición de presos de ETA, al tiempo que exigió a PNV y PSE que “restauren los derechos que han sido vulnerados” por Donostia 2016. “Se trata de censura ideológica, exactamente igual que en el franquismo”, subrayó Olano.

    Podemos-Ahal Dugu denunció que el diputado de Cultura, Denis Itxaso, “asuma con naturalidad la censura”. En un comunicado, el grupo juntero del partido morado expresó su “estupor” y consideró que este “grave episodio” constituye un “espectáculo bochornoso” vinculado a la producción artística, sobre todo cuando el diputado de Cultura, Denis Itxaso, admitió que “el problema no eran las obras” sino la “exhibición de autores que podían herir la sensibilidad de las víctimas”. - Efe/N.G.



    Arte para evadirse del infierno

    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/11/18/ocio-y-cultura/arte-para-evadirse-del-infierno

    La exposición ‘Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’ invita a reflexionar sobre el papel de la creatividad y el arte como forma de sobrellevar la privación de libertad y otros momentos críticos de la vida.

    Un reportaje de Juan G. Andrés Fotografía Gorka Estrada/Efe - Viernes, 18 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 06:11h

    Hasta el 19 de enero, Koldo Mitxelena Kulturunea acoge Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, una muestra que utiliza el poder del arte para invitar a reflexionar sobre las personas que viven encerradas en cárceles, instituciones psiquiátricas o centros parecidos. Darío Valentino, italiano asentado en Euskadi desde hace tiempo, ha dirigido este proyecto en el que han participado organizaciones que trabajan con personas presas o privadas de libertad en Donostialdea.

    La cooperativa italiana Sensibili alle Foglie aporta la mayor parte del material expuesto, 76 obras de personas nacidas en Italia que emplean el arte para “sobrellevar” la reclusión, generar un espacio de dignidad o reencontrarse a sí mismas. El director de esta institución, Nicola Valentino, aseguró ayer que el arte permite a estas personas “aferrarse a la vida a través de un mundo simbólico”, por lo que sus obras pueden ser consideradas “recursos vitales”. En su opinión, cualquier persona podrá utilizar la exposición como “un recorrido de aprendizaje” para percatarse de que en cualquier momento crítico y difícil -y no solo en situaciones de reclusión-, “la creatividad puede servir de ayuda para salir adelante”.

    Así, el amplio espacio Sin lugares, sin tiempo alberga gran cantidad de piezas, en su mayor parte pinturas, pero también esculturas, manuscritos y documentos diversos que fueron creados por internos de prisiones, manicomios y demás centros de reclusión. Hay, por ejemplo, una puerta original de un psiquiátrico de Bohemia que un tal Giuseppe Tradi decoró con llamativos colores, y muchos lienzos con escenas cruentas que sugieren los padecimientos de sus autores. Otro apartado muestra piezas de presos encerrados en EEUU como Fernando Eros Caro, que vive en el corredor de la muerte desde 1981, o Karl Louis Guillen, que empezó a escribir y dibujar en una cárcel de máxima seguridad de Arizona para “evadirse del infierno”, según sus propias palabras. Se incluyen retratos más o menos amables, varias abstracciones y también imágenes luminosas de paisajes y flores que invitan a la esperanza.

    La exposición se completa con Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, una parte más reducida centrada en casos de Euskal Herria y el Estado. Los comisarios Marion Cruza, Aitor Izagirre y Pablo Marte no solo han reunido obras producidas en situaciones de encierro, sino también documentos, testimonios y piezas de artistas no recluidos que han abordado la cuestión.

    Entre el material expuesto destacan ejemplares de El Globo Rojo, la revista del sanatorio de Mondragón en la que escribió Leopoldo María Panero; una impresionante selección de fotografías de pacientes que el psiquiatra Joan Obiols tomó en centros catalanes; una oscura instalación en la que se pueden escuchar los testimonios de personas torturadas grabados por Eva Forest; y obras como una versión del Guernica del famoso delincuente común Juan José Garfia, la escultura Resignación del anarquista Amador Lucarini o hermosas pinturas de Mari Dapena, presa política del franquismo.

    Censura En esta sección varias piezas de papel de estraza denuncian la censura de las obras creadas por presos y expresos de ETA -varios dibujos, una pintura y un vídeo- que a última hora fueron retirados por la Fundación 2016 “por temor a que pudieran herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo”.




    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/11/19/ocio-y-cultura/ministerio-y-diputacion-respaldan-la-censura-de-donostia-2016

    Bildu critica la "censura" de DSS2016 a "artistas" presos de ETA

    San Sebastián, 18 nov (EFE).- EH Bildu ha considerado hoy "inadmisible" que la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián "censuren a "artistas" por su condición de ser presos de ETA, al tiempo que ha exigido a PNV y PSE que "restauren los derechos que han sido vulnerados" por DSS2016.

    La coalición abertzale se ha referido, en un comunicado, a la retirada de tres obras de una exposición programada por la Capitalidad Cultural Europea DSS2016 dedicada a la creación artística de personas en situación de reclusión.

    DSS2016 decidió excluir de la muestra tres piezas elaboradas por presos y expresos de ETA porque su exhibición podía "herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo".

    El portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Xabier Olano, ha afirmado que "la censura es un fenómeno que se produce en regímenes autoritarios y que no tiene cabida en sociedades libres y democráticas".

    "Es inadmisible que la Diputación y el Ayuntamiento de Donostia censuren obras artísticas debido al pensamiento político o a la situación personal de las personas que las han realizado. Se trata de censura ideológica, exactamente igual que en el franquismo", ha añadido Olano.

    EH Bildu ha registrado una solicitud de comparecencia urgente del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y del titular de Cultura, Denis Itxaso, en las Juntas Generales para que "aclaren quién es el responsable de esta decisión, que supone una privación de la libertad de expresión tanto de las personas artistas como de los comisarios de la exposición".



    http://africando.org/ong/prensa-para-pensar/markel-olano-no-ve-censura-y-respalda-al-100-la-retirada-de-obras-de-presos-y-expresos/

    Markel Olano no ve censura y respalda «al 100%» la retirada de obras de presos y expresos

    Fuente: Nodo50/Naiz                                                                                               18.11.16

    El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha respaldado la decisión de la Capitalidad Cultural Europea DSS2016 de retirar de una exposición colectiva varias obras artísticas elaboradas por presos y expresos políticos vascos, una medida en la que no aprecia «censura» pese a que tanto Pablo Berástegui como Denis Itxaso reconocieron este extremo.

     
    Censura
    Papel de estraza ocupando el espacio de una de las obras censuradas. (Gorka RUBIO / ARGAZKI PRESS)

    Markel Olano ha afirmado que la exhibición de esas obras podría «constituir un serio problema» porque podría «herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo», por lo que la decisión de DSS2016 de retirarlas es «dura de tomar» pero «necesaria».

    «Mi respaldo total y del cien por cien a esa decisión», ha abundado Olano, quien ha considerado que la libertad de expresión «no puede ser ilimitada», ha rechazado el empleo de la palabra «censura», a pesar de que tanto el máximo responsable de DSS2016, Pablo Berástegui, como su diputado de Cultura, Denis Itxaso, asumieron que ese término se ajustaba a lo ocurrido.

    Olano ha indicado que se debe «mantener la sensibilidad con los miles de personas que han sufrido los zarpazos de la violencia y el terrorismo en nuestra sociedad» y que «esa sensibilidad especial con las víctimas se tiene que trasladar a la comunicación y a las obras que se puedan expresar», si bien todas las partes conocedoras del contenido de las obras han coincidido en subrayar que este no supone ningún problema.

    El diputado general ha considerado que el enfoque de la exposición, que reúne creaciones artísticas de personas en situación de reclusión, no le parece «desacertado», pero ha matizado que «hay que bajar a la letra pequeña» para ponderar las consecuencias de exhibir determinadas obras.

    La postura de Olano coincide con la del Gobierno español, uno de los integrantes de la Fundación San Sebastián 2016. «Nos parece bien porque podía herir la sensibilidad de las víctimas y este Gobierno está siempre al lado de las víctimas», ha sentenciado escueto a preguntas de la prensa el portavoz del Ejecutivo y ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo.

    EH Bildu y Podemos critican la decisión de DSS2016

    El portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Xabier Olano, ha indicado que «la censura es un fenómeno que se produce en regímenes autoritarios y que no tiene cabida en sociedades libres y democráticas. Es inadmisible que la Diputación y el Ayuntamiento de Donostia censuren obras artísticas debido al pensamiento político o a la situación personal de las personas que las han realizado. Se trata de censura ideológica, exactamente igual que en el franquismo».

    La coalición ha registrado una solicitud de comparecencia urgente del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y del titular de Cultura, Denis Itxaso, en las Juntas Generales para que «aclaren quién es el responsable de esta decisión, que supone una privación de la libertad de expresión tanto de las personas artistas como de los comisarios de la exposición».

    Por su parte, el grupo juntero de Podemos-Ahal Dugu ha expresado su «estupor» ante el hecho de que, en el marco de una Capitalidad Europea que lleva por lema ‘Cultura para la convivencia’, llegue a producirse «el esperpento de censurar unas obras de arte por el hecho de haber sido realizadas por presos o expresos de ETA».

    A su juicio, ofrece un «espectáculo bochornoso» que el diputado de Cultura «asuma con naturalidad la censura de obras de arte», más cuando ha admitido que «el problema no eran» dichas obras sino la identidad de sus autores.



    La exposición de Donostia 2016 suscita interés

    TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN

    Tras la polémica por la retirada de varias obras de la exposición de Donostia 2016, el Koldo Mitxelena recibió ayer más personas de lo habitual

    • Tras la polémica por la retirada de varias obras de la exposición de Donostia 2016, el Koldo Mitxelena recibió ayer más personas de lo habitual

    La sala de exposiciones del Koldo Mitxelena registró ayer por la mañana una de las mejores afluencias de visitantes el primer día tras la inauguración de una muestra. Veintisiete personas pasaron por la mañana por 'Giltzapekoak: notas sobre la reclusión', una cifra nada habitual, según relataban las responsables de la sala. La razón estaba clara, la polémica surgida tras la orden por parte de Donostia 2016, organizadora de la exposición, a los comisarios de retirar una serie de obras realizadas por presos de ETA «por respeto a las víctimas del terrorismo». Aunque también es cierto que la mayoría de las personas consultadas durante su visita aseguraban que esa no era la razón por la que habían acudido, personas, que en varios casos para opinar preferían no dar su apellido.

    Los comisarios de la exposición, que mediante la lectura de un comunicado denunciaron que la Capitalidad había censurado su trabajo, estuvieron durante todo el día dando los últimos retoques porque algún vídeo fallaba y para seguir aleccionando sobre detalles de las obras a las guías. Pablo Marte, que el jueves se erigió en portavoz de sus compañeros Marion Cruza y Aitor Izagirre, comentó que «los medios de comunicación han prestado una atención especial, entre ayer y hoy he tenido varias entrevistas. Nosotros nos vamos a mantener en la misma posición y no vamos a dar los nombres de los presos censurados. Por un lado es una pena que la atención se centre en la polémica y no en el objeto de la muestra, el arte producido en reclusión, pero también puede ayudar a que la gente venga y opine por sí misma, que cada uno lo interprete a su manera».

    De la misma manera opinaban las integrantes del servicio de atención a los visitantes de la sala. «Podemos estar de acuerdo o no con la polémica, pero sí es bueno que se despierte curiosidad sobre la muestra porque así viene más gente a comprobar 'in situ' quién tiene razón». Incluso alguno de los visitantes se acercó a ellas como un hombre que por la tarde, antes de abrir la exposición, ya esperaba en la puerta. «Nos ha comentado que le parecía una vergüenza que se impidiera exponer unas obras cuando todavía hay estatuas de Franco sin retirar en algunos puntos de España».


    LAS FRASES

    Pablo Marte

    «Es una pena que la atención se centre en la polémica y no en el objeto de la muestra»

    Carlos y Laura

    «Es un tema peliagudo porque cada uno procesa el dolor de una manera diferente»

    Esteban Tanco

    «Creo que la decisión adoptada perjudica a una magnífica exposición»

    Deborah Martínez

    «Se ha creado una polémica con la muestra, antes de que realmente la hubiera»

    El matrimonio madrileño formado por Carlos y Laura se encuentra de vacaciones de San Sebastián, «algo que hacemos con frecuencia». Decidieron ir ayer al Koldo Mitxelena «porque siempre tiene cosas interesantes», pero no sabían qué exposición iban a ver y menos que hubiera una polémica. Reconocieron que es «un tema peliagudo porque cada una procesa el dolor de una manera diferente. Lo que a uno le puede ofender a otro le puede parecer aceptable. Creemos que el problema está cuando se les pretende presentar como héroes».

    Acorde con el espíritu

    Por la sala del Koldo Mitxelena también pasó el artista donostiarra Florentino Aranburu, que firma sus pinturas como Detritus. En la muestra hay dos carteles suyos, uno de ellos de un concierto en apoyo a los presos realizado en 1990. Ayer estaba «totalmente indignado con la reacción de Donostia 2016. Han hecho el ridículo supino. La presencia del trabajo de esos presos iba en consonancia con el espíritu de la exposición, presentar el arte realizado dentro de espacios de reclusión. Uno de los comisarios me ha dicho que las obras retiradas eran buenísimas. Yo he venido a ver la exposición porque me interesa mucho el tema y tenía muy buena pinta. Lo que he visto me está gustando».

    Detritus se iba calentando a medida que hablaba. «No voy a decir realmente lo que pienso porque va a venir la 'ley mordaza' y me va a multar. 2016 es una repugnancia. Una cosa que parecía interesante y vienen sus responsables y la censuran. En lugar de favorecer la cultura se la están cargando y solo apuestan por el turismo. No tengo palabras».

    También acudió a ver la exposición la barcelonesa Deborah Martínez, que se encuentra en Donostia de vacaciones. El jueves acudió a la inauguración pero «solo vi una parte y hoy voy a terminar el recorrido». Compartía la opinión bastante generalizada entre los asistentes de que «lo que se ha hecho con esta exposición es censura y me parece increíble. No creo que los nombres puedan ofender a las víctimas. El tema de la exposición es el arte hecho por reclusos y los de ETA son tan presos como otros. No se cuestiona si se ofende a las víctimas de violadores, pederastas o asesinos, cuyos trabajos sí se han presentado, por tanto tampoco se debería cuestionar el de los presos de ETA. También hay que saber lo que piensan. Han creado una polémica, antes de que realmente la hubiera».

    De primera y de segunda

    Manu y Eneritz aprovecharon un descanso en el congreso de deporte escolar en el que participan para acercarse a la muestra. El primero sí había oído hablar de la polémica, pero su compañera no. «No creo que hubiera motivo para censurar. Colocar unas obras en una exposición no puede herir a las víctimas. Los presos tienen derecho a expresar sus ideas y sus sentimientos. Más bien creo que se está demostrando que hay víctimas de primera y de segunda. Además no se está haciendo un verdadero esfuerzo por llegar a una reflexión profunda», comentó Manu.

    Esteban Tanco suele acudir habitualmente a las exposiciones del KM «aunque no el primer día, hoy he venido tras leer en el periódico que se habían censurado varias obras. Creo que en una muestra sobre cómo se ven las cosas desde la cárcel no tiene sentido que se deseche la visión de un tipo de presos. Si no se estigmatiza a unos por los delitos que han cometido por qué si se hace con otros. Creo que han tomado una decisión que no es correcta y perjudica a una magnífica exposición».



    «Era una decisión dura de tomar, pero necesaria»

    http://donostia-2016.diariovasco.com/noticias/201611/19/decision-dura-tomar-pero-20161119003350-v.html

    • El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, no aprecia censura en la medida tomada por Donostia 2016

    La decisión de Donostia 2016 de retirar algunas obras de 'Giltzapekoak: notas sobre la reclusión' con la consiguiente denuncia de los comisarios de la exposición, ha trascendido el ámbito artístico. Ayer políticos y representantes institucionales opinaron sobre el tema.

    El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, respaldó la postura del director general de la Capital Europea de la Cultura, Pablo Berástegui, y señaló que, en contra de lo expresado por los comisarios, entiende que no hay censura. «Mostrar esas obras podría convertirse en un serio problema porque podría herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo. Ha sido una decisión dura de tomar, pero necesaria», afirmó en el transcurso de una rueda de prensa, al tiempo que añadió que «el enfoque de la exposición no es desacertado, pero también hay que bajar a la letra pequeña para entender las consecuencias que puede conllevar la exhibición de determinados trabajos».

    Recordó que Euskadi «vive un momento muy sensible. Estamos en un proceso de fin de la violencia en el que se debe mantener la sensibilidad con los miles de personas que han sufrido los zarpazos de la violencia y el terrorismo en nuestra sociedad. Esa sensibilidad especial con las víctimas se tiene que trasladar a la comunicación y a las obras que se puedan expresar».

    El portavoz del Gobierno español, Iñigo Méndez de Vigo, también ministro de Cultura, mostró su respaldo a la decisión del Fundación Donostia 2016, de la que forma parte el Ejecutivo central junto al Ayuntamiento donostiarra, la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco. «Nos parece bien porque podía herir la sensibilidad de las víctimas y este Gobierno está siempre al lado de las víctimas», afirmó.

    «Censura ideológica»

    En una postura diametralmente opuesta se encuentra EH Bildu, que ayer consideró «inadmisible que la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia censuren a artistas por su condición de presos de ETA». En un comunicado exigieron a PNV y PSE, partidos que conforman los dos gobiernos, que «restauren los derechos que han sido vulnerados por Donostia 2016».

    El portavoz de EH Bildu en la Juntas Generales, Xabier Olano, señaló que «la censura es un fenómeno que produce regímenes autoritarios y que no tiene cabida en sociedades libres y democráticas. Es inadmisible que la Diputación y el Ayuntamiento censuren obras artísticas debido al pensamiento político o a la situación personal de las personas que las han realizado. Se trata de una censura ideológica, exactamente igual que el franquismo».

    El grupo municipal de esta formación presentó una iniciativa para que el alcalde Eneko Goia dé explicaciones urgentes sobre el tema de la censura en Donostia 2016. «El alcalde es el presidente de la Fundación Donostia 2016 y por lo tanto es el mayor responsable de lo que ha sucedido. Si la vocación de la Capitalidad Cultural es ser ejemplar, se ha entrado en colisión con la práctica de la censura a un proyecto cultural. Creemos que en vez de respetar a todas las personas y de mantener que el objetivo principal es la convivencia, se ha buscado el conflicto al inutilizar el trabajo de los comisarios y retirar sus obras. Pedimos que la exposición vuelva a su estado inicial, como estaba diseñada, y para ello es el alcalde el que debe realizar las gestiones».

    El grupo juntero de Podemos expresó su estupor por «el esperpento de censurar unas obras de arte por el hecho de haber sido realizadas por presos y expresos de ETA» y denunció que el diputado foral de Cultural, Denis Itxaso, «asuma con naturalidad la censura de obras de arte.



    LARREPETIT

    Zikina kenduta

    2016-11-20 / Iñigo Aranbarri

    Zabarkeria gaitza litzateke Donostia2016ko zuzendaritza Trentoko kardinal hostozaleekin parekatzea. Ez da sexua arazoa. Horrexegatik ez litzateke zuzena frankismopeko zentsore soldatapekoak ekartzea harira. Haiek gordean aritzen ziren, hauek ez. Eta hala ere uste dut Donostiako erakusteketarekin gertatu denak absurdoago egiten duela zentsuraren auzia.

    Itxura batean ardatz eta muin kultura duen erakunde batek Lekurik gabe, denborarik gabe. Giltzapekoak deitzea proiektua, Europa ez, mundua du alde, hori baita kulturaren funtzioetako bat, egitura politiko zurrunei zirrikituak eraginez haiek heltzen ez diren espazioak zabaltzea, bestelako ikuspegiak eskaintzea, libreago izan gaitezen denok, nola esaten da orain?, «elkarbizitzaren izenean». Horrexegatik gonbidatzen dela ulertzen dut egitarau berean, esaterako, Durao Barroso, Azoreetako bilerako anfitrioia, Irakeko erasoaren ondorioak ikusita autokritikarik egin gabetan, ekarpen handiagoak egin ditzakeelako auskalo zertan.

    Kontua da egoitza psikiatrikoetan eta kartzeletan sortutako arteak ardura bagaitu, zaila dela klausurako klarisak irudikatzea pastel eginean. Deitu Osasunak, deitu Justiziak, egungo jendartearen egiturek kondenatu dituzte giltzapera, gordin esanda, komunitatean bizitzeko ez daudelako edo kalte egin dutelako, eta beraz, nola edo hala ordaindu beharra dutelako. Abiapuntua hori izanik, ez dut uste oso ondo ulertzen denik Donostia2016ko zuzendaritzak hartutako erabakia.

    Erabaki honekin, izan ere, politikak kultura bezatua duela berresteaz gain, zentsuraren historiari ekarpen polita egiten zaiolakoan nago. Obra ez, egilea zentsuratzen da, eta horrexegatik ez da obra erakusten. Kartzela interesatzen zaigubaina presoa ez.

    Ohituta behar genuke. Hiztunik gabeko hizkuntzamaiteak. Afrikarrik gabeko afrikazaleak. Ez da oso bestelakoa logika.



    BIRA

    Hutsuneak

    2016-11-20 / Miren Amuriza

    Erakusketa batetik koadro bat kenduz gero, hutsune bat geratzen da horman eta iltzea agerian. Biharamunean bertatik pasatzen denak, jakin egingo du han zer falta den eta zast joko du iltzeak begi ninian. Urtebetera pasatzen denari, zerbait falta ote den irudituko zaio, iltzea ugertuta dagoela. Hamar urte geroago doanak, ez du ezeren faltarik sumatuko, pentsatuko du horma beti egon izan dela horrela eta iltzea ikusi ere ez du egingo.

    Ipuin kontalari batek esaldi bati berba bat kentzen badio, elipsia zabaltzen da. Bere adinkide batek entzuten duenean, isiltasuna interpretatzen jakingo du. Bere alabari, zerbait isildu ez ote dion irudituko zaio entzundakoan. Bere bilobak pentsatuko du horrelaxe izan dela beti ipuina. Baina nerabe horri berari, ezagutu ez duen zerbaiti buruz berba egiten badiote, ia bizi izan balu bezala oroituko du gerora; bere aitari zeinen luze egin zitzaion Lekeitioko kanposanturako aldapa Santi Brouarden hiletara bidean, edo zelan bere amak irratitik entzun zuen Josu Muguruza hil zutela eta haren alargunarekin akordatu zen, umedun baitzegoen, bera lez.

    Behin batean mutiko batek asmakizun bat jarri ei zion amamari: «Zer da kendu eta kendu hazi egiten dena?». Eta hark erantzun: «ahaztura». Umeak ezetz. «Isiltasuna» andreak. «Ez! Zuloa da, amama!». Eta pentsatu zuen amamarekin ezinezkoa zela asmakizunetara jolastea.





    Euskal presoen lanak zentsuratu ditu Donostia 2016k
    • Espetxeetan eta zentro psikiatrikoetan dauden pertsonek egindako lanak biltzen dituen erakusketa batetik erretiratu ditu antolakuntzak euskal presoei zegozkienak: "Biktimei min eman diezaiekegu".

    ARGIA @argia 2016ko azaroak 17

    Zentsura erabili du Donostia 2016k Lekurik gabe, denborarik gabe. Giltzapekoak erakusketan, eta hala onartu du gainera. Gaur estreinatu dute artelan bilduma eta aurkezpenean Pablo Marte komisarioak berak salatu du gertaturikoa, Donostia 2016ko arduradunak bertan zeudela.

    Pablo Berasategi hiriburutzaren zuzendariak eta Denis Itxaso Gipuzkoako Kultura diputatuak onartu dute euskal preso politikoek egindako zenbait obra kendu egin dituztela, ez lana bera iraingarria edo polemikoa delako, zentsura erabili dute egilea zein den kontuan hartuta, "biktimei minik ez egiteko".

    Erretiratutako marrazki, koadro eta ikusentzunezkoen ordez paper zati txuri bat jarri dute, hutsunea "ikusgarri" egiteko.

    Donostia 2016ren erabakiak kritika eta erreakzio andana ekarri du eta sare sozialak dira horren erakusgarri:


    Pablo Berastegiren ergelkeriaren estultuziaren ezgatzezpiperrren eta epelkeriaren biktimok ezin dugu ezer zentsuratu?

    Exigimos a Eneko Goia, como presidente de la Fundación @DSS2016, la reposición inmediata de las obras censuradas https://twitter.com/naiz_info/status/799247909334249472 

    Oso larria da erakusketa bateko komisarioek, arduradun politikoen aurrean, zenbait obra zentsuratu direla salatu behar izatea

    Eskerrik asko Pablo, Marion eta Aitor, hauen lotsaizunak agerian uzteagatik. <3

    Galdera bat: Zentsuratu ez dituzten lanen egileek ez ote dute biktimarik?




    GRUPO DE ARQUEOLOGÍA SOCIAL

    Donostia 2016: capital cultural sin palETA de colores

    ss

    San Sebastián. Cuna de los pintxos, los heladitos de paseo por la Concha y los lamentos musicales de Álex Ubago. Este año, además, es la Capital Europea de la Cultura. Como buena muestra de ello, la agenda de eventos está siendo intensa. En una de las muchas exposiciones artísticas que acoge la ciudad, han censurado algunas obras realizadas por presos y ex-presos de ETA. Hoy, en el GAS: correctismo político, victimología y pacificación a golpe de muffin. Multivocalidad (o falta de ella) y palETA de color.

    La peli Ocho apellidos vascos nos (jo)dió… pero bien. La imagen de inocua simpatía que transmite el País Vasco actualmente parece abocarnos a una integración completa en el nuevo orden mundial de los iPhones y los Starbucks. La desactivación política se cierne sobre nosotras, mientras que -sí, hay mucho resentimiento en esto- “Catalunya nos come la tostada”. Después de décadas dando una imagen de “pueblo incorregible” y algo así como de “aldea de Astérix y Obélix”, el País Vasco es ahora ese lugar majete habitado por brutos bobalicones y flequillos rectos de dudosa calidad estética (aquí: una historia del peinado borroka o mullet). Nos gustaban los sketchs del programa Vaya Semanita, pero ahora parece que habitamos uno continuamente. El eterno retorno, ay-va-la-hostia-Patxi!

    00000000000000000000000000000000000000000

    Todo esto se encuentra una cuando busca “vascos” (fuente: Internet puro y duro).

    En este contexto parece desarrollarse la Capitalidad Cultural de Donostia-San Sebastián (ciudad famosa por la frase “yo siempre he dicho que San Sebajtián ej una de lah ciudadej máj bonitah de Ejpaña”… frase que siempre ha encantado por estos lares, claro). En el marco de una ajetreada agenda cultural, este 2016 ha estado marcado por cierto correctismo político, o dicho de otra manera, en busca de una determinada idea progre de consenso, se ha recurrido (muy) a menudo a lo políticamente correcto.

    cuatrocro

    Protesta contra la dispersión de presas y presos en el acto de inauguración de la Capitalidad Cultural 2016 (fuente: insurgente.org)

    Para “no herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo”. Esta es la razón que Pablo Berástegui, director de la Capitalidad Cultural, ha dado para justificar la censura impuesta a unas obras realizadas por presos y ex-presos de ETA. La exposición, “Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión”, busca ser el soporte de una serie de reflexiones sobre la creación artística y sus posibles vínculos con la privación de libertad. La mayor parte de las obras han sido aportadas por la cooperativa italiana Sensibili alle Foglie y son el producto creativo de personas reclusas en dicho país, pero, como decimos, algunas piezas han sido censuradas por “su otro origen”.

    El comisariado de la exposición ha denunciado los hechos y han decidido señalar los vacíos dejados por las obras en cuestión. La reclusión, también simbólica y comunicativa de las y los autores, queda en evidencia gracias a esta decisión. De esta forma, si bien el silencio se impone como una forma de “no querer herir” sensibilidades ajenas, el vacío es el recurso utilizado para el debate.

    Denis Itxaso, diputado de Cultura de Gipuzkoa, ha añadido que el problema “no es el contenido de las obras”, alegando que el lema de la Capitalidad Cultural es “cultura para la convivencia”. ¡Toma ya! El contenido no es el problema. ¡Dí que sí! Se trata de una censura impuesta a quien lo hace, haga lo que haga. No importa si realmente esas obras pueden colaborar, precisamente, con la convivencia, ya que, esa convivencia es anulada mediante la censura. Este tipo de actos parecen querer profundizar en la noción de alteridad: ETA ha sido, es y será siempre el Otro, el enemigo, el pistolero, el asesino, el hombre del saco… Todo ello sin contextualización histórica o política de ningún tipo. No se permite ningún debate al respecto.

    Hace 5 años, con el cese definitivo de la actividad armada de ETA, se nos dijo que todo había terminado. Se nos dijo que el País Vasco no había vivido un conflicto político/identitario, sino que simplemente una banda de dementes asesinos se había dedicado a matar demócratas. Con este discurso surgieron los lobbies de algunos colectivos de víctimas. Discurso que fue bien aprovechado por el PP y el PSOE (mientras pudieron). Con el fin de ETA “se les acabó el chollo” (en cuanto a réditos electorales).

    Bienvenidas al Fin de la Historia (vasca).

    Con la marea Ocho apellidos vascos, el tímido despegue del turismo, el PNV y su manifiesta apuesta por la despolitización masiva (en aras de su tecnocrática “buena gestión”), la transformación del país en un escenario para Juego de Tronos y, en general, el vaciado semántico sistemático de todo elemento que pueda “ofender” o producir conflictos, la Posmodernidad vasca nos muestra un escenario en el que lo políticamente correcto es el dedo que tapa la boca o la brocha que cubre el graffiti. Se blanden la pluralidad y el buenrollismo como valores supremos de la “nueva Euskadi”, pero esto significa aplicar medidas represivas más sutiles o revestidas de una etiqueta progre y atractiva.

    Respecto a este último aspecto, hablaremos más adelante sobre ello cuando mencionemos iniciativas como “Kalea guztiona da” (“La calle es de todxs”) que precisamente muestran bien hasta que punto la política pacificadora de la postal, el muffin y el quedabienismo empiezan a hacer mella en nuestras libertades. La censura se viste con su ropa más cool: Capitalidad Cultural, promoción turística, gentrificación…

    Esto no es más que la “puntita”. Seguiremos hablando de todo ello. Seguiremos hurgando en estos “paisajes del (post)conflicto”.

    Soyuz Gorri








    Dario Malventi, director de la exposición ‘Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’, alguna de cuyas piezas fueron vetadas por estar realizada por presos y expresos políticos vascos, ha explicado que una de las obras fue censurada por la Fundación Donostia 2016 «sin haber conocido ni tan siquiera el contenido» y que otro caso llegó tras una visita que, antes de la inauguración de la muestra, hizo Denis Itxaso con miembro de la fundación. «Es una censura claramente política», ha aseñalado Malventi.

    NAIZ|DONOSTIA|24/11/2016 11:42|5 comentarios Actualizada: 12:33
    Censura-2016-
    Las obras censuradas por Donostia 2016 pertenecen a presos y expresos vascos. (Gorka RUBIO/ARGAZKI PRESS)

    En una entrevista concedida a Infozazpi Irratia, Dario Malventi, ha denunciado la «censura claramente política» a algunas de las obras de la exposición ‘Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión’, que él dirige y que se trataba de una iniciativa que a través del arte, invitaba a reflexionar sobre la realidad de las personas en diferentes situaciones de reclusión (cárceles, centros psiquiátricos, centros de internamiento para menores, entre otros), y a profundizar en los mecanismos sociales y políticos de exclusión e inclusión que operan nuestras sociedades.

    Malventi ha explicado que la Fundación Donostia 2016 vetó varias obras que habían sido realizadas por presos y expresos políticos vascos.

    El primer acto de censura llegó «sin haber conocido ni tan siquiera el contenido» de la obra, un vídeo que trataba la temática de la vida de las mujeres encarceladas. 

    «Habíamos elegido este vídeo porque precisamente habla de uno de los sectores más privados de libertad dentro de la experiencia reclusiva, que son las mujeres en las cárceles», ha explicado Malventi. «Dentro de lo invisible es lo más invisibilizado», ha añadido.

    La segunda obra, que consistía en varios dibujos, fue censurada después de una visita que Denis Itxaso, diputado foral de Cultura, realizó junto a un responsable de la Fundación 2016 al Koldo Mitxelena mientras se trabajaba en el montaje de la muestra. 

    Malventi ha explicado que, como debido a obligaciones contractuales no podían negarse a retirar las citadas obras, los reponsables de la exposición, en la que llevaban años trabajando, decidieron visibilizar lo sucedido con la colocación de recortes de papel de estraza y carteles que decían «Lan zentsuratua/Obra censurada» en el lugar donde debían ir estos trabajos.


    COMPLEMENTOS

    Icon-comments-header
    5 comentarios Comentar
    Missing
    eguzkilore1965
    24/11/2016 18:48

    En fin, solo decir Eskerrik asko, por decir la verdad, con esta cuadrilla ha pactado, como siempre, el PNV,

    Missing
    ..ELI...
    24/11/2016 15:16

    Y entonces en que lugar queda el discurso de "sin exclusiones" de Urkullu?. Denis Itxaso censura exposiciones, Ernesto Gasco se ríe de los sin techo, a Eneko Goia le parece perfecto y Urkullu como premio le da al PSE la consejería de Turismo y vivienda ( y la de trabajo). Esto es lo que hay. Es lo que les parece correcto a sus votantes. Al menos denunciemos claramente estas posturas, que no nos vendan cinismo y doble moral. Bueno que lo vendan si quieren, pero no lo compremos. Ya pueden decir que si la abuela fuma...Pero es lo que hay y punto.

    Missing
    NARBAITZ
    24/11/2016 13:39

    Resultados del pacto, PRV-PSOE en marcha hacia la libertad, la modernidad y el respeto. Denis Itxaso se acerca a la exposición y veta unos dibujos porque no son compatibles con su ideología, Olano le apoya y el pacto funciona. Estas almas caritativas son las que nos traerán los humos (si no lo impedimos) de la incineradora consensuada: el pacto funciona... (¿pasto?). Urkullu habla de nación en el Alderdi y Ortuzar de Gora Euskadi Askatuta!, para a continuación tocar a la puerta del GAL y entregarles tres "carteras" para un buen funcionamiento de país... (¿del bolsillo...?). Es lo que pasa por dejar a ineptos las riendas del caballo y por permitir tanta mentira e intolerancia en "la casa del padre..." Aresti les escupiría.

    Missing
    erlabi
    24/11/2016 12:59

    Y despues sale Olano el corrupto ,perdon , el diputado , diciendo ke esto no era censura .

    Missing
    herritar bat
    24/11/2016 12:54

    Mejor cambien el nombre de giltzapekoak.




    San Sebastián, 23 nov (EFE).- La plataforma "Kalera, kalera..." de expresos ha convocado una concentración para mañana frente al centro Koldo Mitxelena de San Sebastián en protesta por la "censura" que, a su juicio, supone la retirada de varias obras de reclusos de ETA de una exposición incluida en la programación de DSS2016.

    La Fundación San Sebastián 2016 retiró el pasado jueves varias de estas obras, que habían sido seleccionadas para la exposición "Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión", incluida en la programación de la Capitalidad Cultural, "por temor a que pudieran herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo".

    Según indica la iniciativa "Kalera, kalera..." en un comunicado, con esta protesta pretende denunciar la actuación de la Fundación San Sebastián 2016, "censurando varias obras artísticas" por el "simple hecho" de haber sido elaboradas por presos de ETA.

    "Entendemos que estamos ante una decisión de máxima gravedad, tal como ha sido denunciado por parte de diferentes sectores sociales y políticos a los que nos sumamos", señala la nota .

    A su juicio, con esta decisión de DSS2016, "se confunde el reconocimiento del dolor de las víctimas con buscar el aplauso de cierta asociación de víctimas del terrorismo convertida en 'lobby' al servicio de una política concreta y determinada".

    "Y, para ello, se sacrifican la libertad de expresión, la libertad de creación y se alimenta la discriminación pisoteando el principio de todos los derechos para todas las personas", añade esta plataforma, que lamenta que "algunos" pretendan "utilizar el dolor de las víctimas como ariete político y de la implementación de un relato y un final concreto".

    A su entender, "en el nombre de las víctimas se están cometiendo infinidad de aberraciones que el PNV parece no ver" como "dejar a los presos sin posibilidad de estudiar en la UPV-EHU"; "alargar arbitrariamente condenas" y "ahondar en la dispersión y el alejamiento".



    2016/11/21
    http://www.naiz.eus/eu/iritzia/articulos/presoak-kalera-presoen-artelanak-kalera

    Presoak kalera, presoen artelanak kalera

    Durante los años más duros del conflicto hemos visto todo tipo de situaciones kafkianas y todo tipo de embustes y justificaciones peregrinas para tratar de evitar que la censura se contemplara como lo que era, falta de democracia. Hemos visto a grupos de música vascos imputados por la justicia española; proclamas alarmantes en los medios llamando a boicotear a ciertos artistas; conciertos suspendidos por el simple hecho de aparecer un determinado músico vasco... la excusa era la «alarma social» y los «delitos» no eran otros que haber escrito algunas letras, haber hecho alguna declaración o firmar algún manifiesto de apoyo a los presos. Todo eso pasaba y pasa en España, la tierra sin odio, cuando de vascos se trata y más sin son solidarios con las personas encarceladas.

    Pero Euskal Herria no es excepción, el aliento a rancio cultural que llega desde allí y el infantilismo que le acompaña hace tiempo que se ha instalado en este país de la mano de adalides culturales cosmopolitas, no nacionalistas de furibundo patriotismo y algunos gestores con label regional.

    Allá por 1993 no se renovó el contrato de un cantante vasco en el circuito cultural Herriz Herri de una diputación jeltzale porque este había hecho referencia en una actuación a la muerte en comisaría de Gurutze Iantzi y Xabier Kalparsoro. En la misma década vimos como ETB censuraba a bertsolaris en Hitzetik Hortzera porque se les atragantaba el lema “Euskal Herria Askatu”. Eso sucedía en los 90 pero tuvo que cambiar el milenio para que los censurados fueran payasos y desaparecieran de los programas de fiestas por haber aparecido en un vídeo contra la dispersión de los presos.

    Siempre la excusa fueron los presos y presas hasta que le llegó el turno al refugiado. Así, después de haber concedido el Premio Euskadi de ensayo en euskara de 2010 a uno de los escritores más reconocidos de las letras vascas, los usurpadores del Gobierno Vasco de entonces (PSOE-PP) se pensaron retirarle el galardón pero, finalmente, solo retuvieron el premio económico que le acompañaba hasta que regularizara su situación, o lo que es lo mismo, se entregara para volver preso. También no hace mucho, las esculturas de un preso político vasco reunidas en la exposición “Aldharrikatuz” y los bertsos que las acompañaban (también de presos) vieron como el consistorio jeltzale de Sopela les denegaba la Casa de Cultura porque era un «tema sensible». Todavía aún ayer, nada que ver con presos pero si con los resabiados del régimen por perder el gobierno de Nafarroa, volvía la alarma social por la exposición de las hostias de Iruñea y se demanda censurar una obra que denunciaba a su manera la pederastia.

    Parecía que ya lo habíamos visto de todo hasta que llegaron las ferias de Altsasu. Los desbocados del periodismo y los descabalgados políticos de franquicia envalentonados porque España es como es y renovaba con el azul añil, nos escenificaron otro esperpento. Aquí también, nuevamente las tibiezas locales dieron pábulo y cobertura al embuste acrecentando la alarma mediática y convirtiendo al suceso en cuestión de estado. Se les había ido tanto el relato a todos que, la vuelta atrás podía resultar hasta ridícula. Por lo tanto, solo quedaba la huida hacia adelante, Tribunal de excepción y un precio a pagar que sí tiene que ver con los presos, siete jóvenes encarcelados.

    Este último episodio, nada tiene que ver con la cultura ni el arte, aunque tenga mucho que ver con el relato kafkiano o el teatro del esperpento y por tanto relación directa con el siguiente capítulo. Así, llegamos a la Capitalidad Cultural Europea de Donostia 2016 y a la exposición «Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión». La Fundación San Sebastián 2016 de la que forman parte el Ayuntamiento, la Diputación, el Gobierno Vasco y el Gobierno del Reino de España, no ha tenido otra cosa mejor que hacer que cubrirse de gloria censurando varias obras que no ofenden a nadie por el simple hecho de haber sido elaboradas por presos políticos o expresos.

    En esta ocasión, tan valiente ha sido la actuación de algunos comisarios de la exposición como mezquina la actitud del diputado de Cultura Denis Itxaso. Parten del reconocimiento de que las obras no tienen ningún contenido que pueda herir los sentimientos de nadie, pero basta con que sus autores sean quienes son para ser censuradas. Entonces, ¿capitalidad europea de qué? Como no lo sea de la censura y la discriminación no sabemos de qué puede ser capital, de la cultura al menos no lo es. Se confunde el reconocimiento del dolor de las víctimas (no herir) con buscar el aplauso de cierta asociación de «víctimas del terrorismo» convertida en lobby al servicio de una política concreta y determinada. Y, para ello, se sacrifican la libertad de expresión, la libertad de creación y se alimenta la discriminación pisoteando el principio de todos los derechos para todas las personas.

    El capítulo podía haber terminado ahí, porque Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa, no tenía ninguna necesidad de echar sal en la herida aplaudiendo la decisión de Donostia 2016. Quizás obligado por ese pacto de gobierno jeltzale “no nacionalista”, su salida a la escena del esperpento vuelve a poner de relieve que aquí se es sumiso no solo ante las amenazas sino también ante las astracanadas. Considerar necesaria la retirada de los trabajos de presos y expresos y además no apreciar censura en tal hecho es poco tolerante, y aducir que el ejercicio de la libertad de expresión no puede ser ilimitado y que hiera a las víctimas es salirse del marco del cuadro ¿No quedábamos en que el contenido no hería a nadie? Entonces, ¿a qué víctimas puede no herir el contenido y sí la firma del autor? Probable y únicamente a aquellas instaladas en la irracionalidad o en la venganza.

    Pero aquí, más que de no herir la sensibilidad de las víctimas se trata de utilizar el dolor de las víctimas como ariete político y de la implementación de un relato y un final concreto. En el nombre de las víctimas se han cometido y se están cometiendo infinidad de aberraciones que el PNV parece no ver. Se ha dejado a los presos políticos vascos sin posibilidad de estudiar en la UPV; se han alargado arbitrariamente condenas como sucedió con la doctrina Parot y como sucede con el doble cómputo; se ahonda en la dispersión y el alejamiento castigando a presos y familiares; se ha hecho ingresar en prisión a presos gravemente enfermos tras excarcelarlos y se impide excarcelar a 11 presos enfermos; se han perseguido las fotos de los presos y se persiguen infinidad de actos de solidaridad con los mismos; se eliminaron los subsidios carcelarios unicamente para los presos políticos al salir de prisión; se ha querido limitar el acceso de los expresos a diferentes puestos de trabajo tanto en la administración como fuera de ella... ahora pretenden que ya no pinten nada.

    La censurada exposición durará hasta mediados de enero pero no esperaremos tanto para denunciar este despropósito y el intento de discriminar más aún a las personas encarceladas. Por eso, os invitamos a tomar parte con nosotros en la dinámica «Kalera kalera» que se avecina. Trataremos de dar luz a la libertad de los presos y presas y en esta ocasión también a su arte creativo. “Kalera, Kalera... Presoak Kalera, Presoen Artelanak Kalera” para poner fin al sinsentido vengativo y a las las inercias derivadas del esperpento español trasladado a Euskal Herria. El jueves 24 a las 7 de la tarde te esperamos frente al Koldo Mitxelena, sede de la exposición censurada.



    Preso ohi batzuek Donostia 2016ren “zentsura” salatu dute

    Erakusketa batean "euskal preso politikoen" lanak kendu izana gogor kritikatu dute: "Beste eskubide bat ukatu digute".
    Preso ohien elkarretaratzea.
    Preso ohien elkarretaratzea. Juan Carlos Ruiz, Argazki Press


    2016-11-24 / Berria

    Preso ohi batzuek elkarretaratzea egin dute Koldo Mitxelena Kulturunean —han jarri dituzte artelanak; denak presoenak—, eta azpimarratu dute horietako batzuk erakusketatik kanpo uztearen "arrazoi bakarra" dela "euskal preso politikoak egindakoak direla", eta ez horien edukiekin "biktimak" mintzen dituztela. Maitane Sagastume preso ohiak, talde horretako kideen izenean, adierazi du oso larria dela erabakia. "Batzuen [ETAren indarkeriaren biktimen] mina eta sentsibilitatea zaindu egiten da, eta beste batzuena ahaztu, txokoratu, zapuztu".

    Talde horretan biltzen diren preso ohiek ohar bat kaleratu dute eta Donostia 2016 Fundazioari leporatu diote "bi gauza nahastea": "biktimen mina, eta, helburu politiko zehatz bati jarraikiz, lobby gisa ari den ‘terrorismoaren biktimen’ elkarte jakin baten txaloak biltzeko nahia". Azpimarratu dute erakusketaren arduradunek adierazpen askatasuna "sakrifikatu" dutela. "Eta hau guztia egiten da biktimen mina baliatuz, errelato bat inposatzeko asmoarekin, beste behin". Talde horren ustez, biktimen izenean "hainbat aberrazio" burutu dira eta burutzen ari dira euskal presoen aurka; "EAJk ikusi nahi ez dituenak, nonbait".

    Gogoratu dute, besteak beste, EHU Euskal Herriko Unibertsitatean ikasteko aukera "ukatzen" dietela; zigorrak "arbitrarioki" luzatzen dizkietela; presoen sakabanaketan eta urruntzean "sakontzen" ari direla Espainiako eta Frantziako estatuak; gaixotasun larri eta sendaezinak dituzten 11 presoen kaleratzea ukatzen ari direla; elkartasuna adieraziz egiten diren hainbat ekitaldi jazarriak izaten ari direla; eta presoek espetxetik aterata jasotzen zuten subsidioa ezabatu eta preso ohiei hainbat lanpostutan aritzeko eskubidea ukatzen ari dietela, "administrazioan eta administraziotik kanpora". "Eta, orain, arte lanak erakusteko aukera ere".

    'Kalera, kalera' dinamika

    "Horregatik guztiagatik", Kalera, kalera dinamikan parte hartzera deitzen deitu dute preso horiek. Abenduaren 10etik urtarrilaren 8ra, Usurbilen (Gipuzkoa) itxialdia egingo dute hori, eta Kaleragunea izena izango duen esparru horretan jarduera ugari antolatuko dituzte; besteak beste, "giltzapetutako ahotsen espresio artistikoak" erakutsiko dituzte. Era berean, herri eta auzoetan jarduera eta mobilizazio ugari egingo dituzte, Usurbilen egingo denaren osagarri.



    Expresos denuncian la censura de la Fundación Donostia 2016

    Expresos y expresas han llevado a cabo esta tarde, en el marco de la dinámica ‘Kalera, kalera’, una concentración en Donostia para denunciar «la censura que han padecido ciertos autores en la exposición ‘Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión».

    Naiz|Donostia|2016/11/24 20:22|0 iruzkin Eguneratua: 20:29


    Los convocantes han recordado que ‘Kalera, kalera’ es una iniciativa puesta en marcha por antiguos prisioneros y que pretende «proteger a los presos políticos, porque tras cinco años sin lucha armada, la situación carcelaria es cada vez peor. Porque los que hemos conocido el exilio y la cárcel no nos vamos a casa, seguimos en la calle luchando».

    En un manifiesto al que ha dado lectura Maitane Sagastume se recuerda que «la Fundación Donostia 2016 ha censurado unas obras» no por su contenido, sino por la identidad de sus autores.

    «Bajo el pretexto de proteger el dolor y la sensibilidad de las víctimas se han pisoteado la libertad de expresión y de creación. Esto es, se pretende proteger el dolor y la sensibilidad de unas víctimas pero sin tener en cuenta o abandonando a otras», han indicado.

    Han anunciado además que entre el 19 de diciembre y el 7 de enero, en Sutegi Kultur Etxea de Usurbil, se expondrán diferentes obras de arte bajo el lema ‘Presoak kalera, presoen artelanak kalera’. Será «una exposición sin censuras, sacando a la luz las obras de arte que algunos quieren silenciar».

    6 comentarios Comentar
    Missing
    FulP
    25/11/2016 08:02

    """Denis Itxaso ha «hecho suyas» las declaraciones de Berastegui, y ha afirmado que «con la exhibición de autores que pudiesen herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo, nos parecía que podríamos correr el riesgo de ir en el camino contrario al que se pretende cuando hablamos de curar heridas, de respetar la memoria y de respetar a las víctimas del terrorismo».""" ¡¡¡Exhibición de AUTORES !!!.

    DICEN que las Obras ""NO TIENEN NADA QUE PUEDA HERIR""== ((Claro. ¿como iban a hacerlo, si precisamente se trata de Obras acordes con el Fundamento de la Exposición, de TEMATICA CARCELARIA ?))-¿ENTONCES...dónde está el PROBLEMA ?-- Ya lo dice el PSE-tero Itxaso :: ¡¡¡ SON LOS ""AUTORES"" !!!. Como las Obras NO TIENEN NADA QUE PUEDA HERIR...simplemente con que las hubieran realizado OTROS.. YA NO PODRÏAN HERIR las ""sensibilidades"" de las Víctimas del Terrorismo, CURARÍAN ""heridas""...y LO MAS IMPORTANTE ::: RESPETARIAN LA MEMORIA.

    ¿ QUÉ MEMORIA ? Evidentemente la que conste en SU ""HISTORIA"" --que de eso se trata--DE RENTABILIZAR POLITICAMENTE ""EL NUEVO TIEMPO SIN VIOLENCIA"" , monopolizando el RELATO de BUENOS y MALOS y de VENCEDORES y VENCIDOS.

    Forma parte importante de lo que Urkullu llama ""COMPROMISO DE PROYECTO COMPARTIDO""...en base a DIALOGO y ACUERDO. == ¡¡¡Cierto!!!- PNV y PSE(PSOE) han DIALOGADO y ACORDADO...y en consecuencia DEMUESTRAN que COMPARTEN PROYECTO. == Han cerrado la puerta a la I.A....pero, para quedar bien ante el personal, MANTIENEN UN VENTANUCO ""ABIERTO"", con un letrero grafitero que dice que SU Nuevo y Elegante ""ACUERDO-ADOSADO-de-PAIS"" está ABIERTO a posterior ampliación del ""BARRIO"".en sistema de AUZOLAN ; pero ¡¡ eso sí !!:: el PROYECTO, el ARQUITECTO(PNV) y el APAREJADOR(PSE)..ni se discuten ni se renegocian. Solo se admite ""MANO DE OBRA"".. siempre QUE NO SEA de PRESOS o EX-PRESOS, claro está.

    Missing
    arkale
    25/11/2016 07:57

    Gure "Mundua" egitera behartzen gaituzuenak,JAKINEZAZUE,ez gaituzuela BAZTERTUKO,zuen KOLABORAZINISMOAREKIN,SAMINA eta GORROTOA BULTZATU BESTERIK ez DEZUE egiten,eta Donostiaren IZEN ONA,MUNDUAREN HAURREAN LOTSAGARRI UZTEN.

    Missing
    karakan
    25/11/2016 04:23

    erlabi aupa oso ondo zer???

    Missing
    karakan
    25/11/2016 04:12

    bai oso ondo.

    ...

    Missing
    Donostiako Jon
    25/11/2016 02:31

    Hau da PNVren bakea, bere bizikidetzaren eredua !!.

    Missing
    erlabi
    24/11/2016 22:10

    Aupa ! Oso ondo .





    Diario Vasco
    Bildu acusa a Goia de pretender construir la convivencia desde la censura

    San Sebastián, 25 nov (EFE).- EH Bildu ha criticado hoy al alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, por negarse a reponer las obras que fueron excluidas de una exposición de San Sebastián 2016 por estar realizadas por presos de ETA, y ha considerado que el primer edil "pretende construir la convivencia desde la censura".

    Según ha informado la coalición soberanista en un comunicado, la comisión municipal no permanente sobre la Capitalidad Cultural celebró ayer una reunión de urgencia a iniciativa de EH Bildu para analizar lo sucedido con la exposición "Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión", que se muestra en el centro Koldo Mitxelena.

    Goia, que es presidente de la Fundación San sebastián 2016 "negó que se hubiera aplicado la censura" y "respaldó la retirada de las obras", agrega el comunicado.

    EH Bildu considera "grave" que el alcalde "niegue una evidencia denunciada por los propios comisarios de la exposición" y añade que "se equivoca si pretende construir la convivencia sobre la censura".

    La coalición soberanista califica de "bochornoso" que en el año de la Capitalidad Cultural, cuyo eje es la convivencia, "se aplique la censura y se quebrante la libertad de expresión y creación".

    EH Bildu concluye que seguirá solicitando la reposición de las obras retiradas y advierte de que "estará vigilante ante otro tipo de proyectos".




    Pays basque : des oeuvres de prisonniers d'ETA retirées d'une exposition de Donostia 2016

    Publié Mis à jour à

    Une série de dessins, de toiles ainsi qu’un film ont été décrochés des murs. On ne connait pas leur contenu. ©

    Les organisateurs de Saint-Sébastien 2016, Capitale européenne de la culture, évoquent des contenus pouvant "heurter la sensibilité de certaines victimes"

    À quelques semaines de la fin de son "mandat", Saint-Sébastien, Capitale européenne de la culture 2016, doit faire face à une nouvelle polémique. Cette fois, il n'est ni question de querelles internes, ni de débats autour de la programmation. Cette nouvelle controverse est plus profonde. Elle traduit la difficulté de tourner la page du conflit basque.


    L'affaire débute par une décision de la Fondation Donostia 2016. Celle-ci demande que plusieurs œuvres appartenant à l'exposition "Giltzapekoak : notes sur la réclusion" soient retirées des murs du Koldo Mitxelena (1). Comme son nom l'indique, la collection, actuellement présentée au musée donostiar, met en avant les contributions de plusieurs détenus de la prison de Martutene, mais aussi de patients internés en hôpital psychiatrique. Son objectif serait d'inviter "à la réflexion sur la question de l'enfermement".

    "Un acte de censure"

    "Ce qui pose problème, ce n'est pas tant ce que ces œuvres représentent, mais qui en sont les auteurs", résume Marion Cruza, cocréatrice de l'exposition. Les travaux remisés au placard sont ceux de deux prisonniers d'ETA. Il est question d'une série de dessins, de toiles ainsi que d'un film. On ne connaît pas leur contenu. Ni les promoteurs de la Capitale européenne de la culture, ni les commissaires de l'exposition ne souhaitent entrer dans le détail. "Il n'y avait rien de scandaleux. Sinon, nous ne les aurions pas retenus." Marion Cruza dénonce un acte de censure.

    La Fondation Donostia 2016 assume. "Peu importe le sujet ou le sens de ces œuvres, nous avons estimé qu'elles pouvaient heurter la sensibilité de certaines victimes du terrorisme", plaide Fernando Álvarez Busca, directeur de la communication. "Nous n'avons pas abusé de notre statut d'organisateur. Dans cette ville, il y a déjà eu beaucoup trop de souffrances. Notre rôle est d'être attentif à cela."

    Quid du "Vivre ensemble"?

    Pour Marion Cruza, cette décision porte atteinte au défi même de Saint-Sébastien 2016, la rénovation sociale, et à son projet, le "Vivre ensemble". "C'est une opportunité manquée, assène la commissaire. Une exposition qui traite du sujet de la réclusion, au Pays basque, ne peut pas éluder la question des prisonniers basques."

    Certaines des œuvres retirées devraient être exposées ce samedi au gaztetxe Txantxerreka, dans le quartier Antiguo de Saint-Sébastien.

    (1) L'exposition « Giltzapekoak » appartient à un ensemble baptisé « Sin lugares, sin tiempo », présenté centre Koldo Mitxelena de Saint-Sébastien jusqu'au 19 janvier. Du mardi au samedi. L'entrée est gratuite.


    26/11/2016 (Gara)

    La máquina de los sueños

    Iñaki Egaña
    Historiador

    Una exposición sobre la reclusión, notas sobre ella dice la muestra, ha abierto sus puertas hasta la víspera del santo asateado, San Sebastián. “Giltzapekoak”, exhibida en la capital guipuzcoana. Un total de 25 de sus paneles, si mis cuentas a pie de obras (artísticas) no me fallan, han sido censuradas, retiradas, y así lo hacen saber con una explicidad que les honra, los tres comisarios (artísticos) de la exposición, que achacan a los comisarios (políticos) de DSS16, la capitalidad «cultural» europea, el castigo.

    Porque se trata de una censura, pero también un castigo añadido a la condena. Tres presos vascos se han visto afectados por la censura. No por la calidad o no de sus obras, sino por su condición. Una de las presas censuradas, mujer, mostraba en un video los límites de su celda. No se puede ver. Lo han retirado. En cambio, en la sala contigua a la que se debía exponer el video censurado, un hombre, también preso, explica los límites de la suya. En blanco y negro. No sé quién es, pero es evidente que no es vasco. Una voz en off comunica sus sensaciones en inglés.

    La exposición, en su conjunto, es brutal. Acogota las conciencias, describe el influjo de la reclusión en los internamientos, y nos lanza a cada uno de nosotros esa pregunta que nos hacemos de vez en cuando. ¿En qué sociedad vivimos? En una sociedad que descarta a disidentes políticos o no, delincuentes, dementes o migrantes, y los aleja del estatus del resto. Los encierra en un mundo paralelo, o más bien en un inframundo. Pasan de la existencia a la irrelevancia. Una relación de poder, que diría Michel Foucault.

    Como si la exposición ahondara en una franja surrealista, los paneles censurados encajan a la perfección en ese dibujo general de la reclusión. No hay cárcel, ni manicomio, ni centro de internamiento de extranjeros que no tenga en la censura uno de sus puntos de apoyo. Así se profundiza el hecho de la prisión. Los presos vascos lo conocen de sobra, sistemáticamente: censura de cartas, libros, revistas, diarios, camisetas, a pesar de que esos mismos elementos sean perfectamente legales en el exterior. Un objetivo, evitar la contaminación entre el mundo «real», virtual en muchas ocasiones, y el inframundo, el de la reclusión, está vez sin metáforas, agresivamente tangible.

    Desconozco si los comisarios políticos de DSS16 se han apoyado en esta idea. Es probable. Lo que sí es notorio es que su «excusa» no tiene ni pies ni cabeza. La sensibilidad de las víctimas. Si es así, el hecho únicamente se ha aplicado a los vascos. Un gran y excelente “Guernica”, abre la muestra. Su autor, imputado y condenado por matar a más de un «agente del orden» (fuerzas y cuerpos de seguridad del estado). Tiene derecho a expresar sentimientos, emociones, como es obvio y que generen en los espectadores sensaciones. A eso le llamamos, con buen criterio, arte. Es de Valladolid, no de Bilbao. Ahí parece estar el problema.

    No es el único caso y no quiero importunar a los organizadores, pero si ustedes siguen la exposición comprobarán lo que escribo. Carteles explícitos sobre la tortura, con acusaciones a ministros españoles, notas sobre los GRAPO, Copel, obras de condenados a cadena perpetua por motivos políticos... Pero ningún origen político en Euskal Herria. Al parecer, el código genético humano, la secuencia de nucleótidos, es idéntica en todos los ejemplares del sapiens. Incluidos los internados en centros de reclusión. La excepción la imaginan, la vasca. Alguna encima delatora.

    Tengo la impresión que la primera sacudida de los comisarios políticos de DSS16 fue la de abortar la exposición. Porque si la muestra exporta esa idea de arrojar al infierno a quienes sobran de este nuestro mundo cercano a la virtualidad de Disneylandia (aunque sea rotundamente falso; la mayoría de los medios ya se encargan de invisibilizar o minimizar las tragedias colectivas o particulares), la luminosidad de la reclusión niega la mayor. Y nuestro inconsciente, tan ágil a veces, nos va a trasladar a la cercanía. Los ejemplos que llegan de Italia o EEUU los tenemos en casa, multiplicados por mil, en algunas ocasiones. No lo hicieron, si lo llegaron a plantear, por razones técnicas, por ofrecer la idea de que «Euskadi siempre está mejor» o, simplemente, porque infravaloraron nuestras percepciones. Es decir, que nos ubicaron como consumidores y no como instruidos.

    También han demostrado esos comisarios políticos de DSS16 que, junto a otros actores, tienen una obsesión. Debería haberla descrito con mayúsculas, pero el papel exige pautas. Una obsesión por descartar de los derechos universales, de la visibilidad normalizada, a presos, recluidos, represaliados. Para integrarlos en una condición negativa, cuando no peyorativa. En los últimos meses hemos asistido a más vetos, más censuras, más cuestiones relacionadas con una supuesta pluralidad que, a la postre, ha resultado un camelo.

    Las últimas por partida doble, la exclusión de la familia de Mikel Salegi, muerto en un control de la Guardia Civil en Donostia en 1974, como víctima de fuerzas policiales españolas, del encuentro institucional organizado en la capital guipuzcoana. La anterior, también muy reciente, la cesión de una sala para celebrar las jornadas “Bakea, gugandik eraikitzen”. Con el apoyo de la UEU, las hermanas de Mikel Salegi tuvieron que ser acogidas por el Ayuntamiento de Azpeitia para celebrar, con éxito por cierto, el seminario. La capitalidad "cultural" donostiarra, no se atrevió a señalarlo explícitamente, no quiso compartir escenario con la exposición “Tratados de Paz”. Una muestra que tuvo más presupuesto que las ayudas para emergencias sociales previstas por el Ayuntamiento donostiarra para 2017. Una muestra, inaugurada por el rey español Felipe VI, que debió titularse “Tratados de Guerra” y que se expandió hacia la apología de la monarquía hispana. Y que, por cierto, en número de visitantes fue un gran fracaso. Siguen tratándonos como consumidores, no como instruidos.

    “Giltzapekoak” es una mezcla de horrores, de intencionalidades políticas acotando el «pensamiento políticamente correcto», nuevamente Foucault, pero también es un panegírico a la evasión de los recluidos, obviamente en esta ocasión metafórica, en términos vitales. Es mentira que no sean como nosotros. Son parte nuestra, a pesar de los comisarios políticos. Y esa evasión se produce, en gran medida, a través de sus sueños. El arte es un sueño, la vida (no quiero parafrasear a Calderón, tampoco a Chuang Tzu en su sentencia de la mariposa) también es un sueño. Más aún en reclusión.

    La exposición recoge precisamente un proyecto de máquina de sueños. Su autor, recluido en un centro de salud mental de Castelnovo ne' Monti (Italia), asistió a unos cursillos «alquímicos» en el interior del centro. Y elaboró un boceto a colores en un gran panel. El título sorprendente: “Máquina de sueños y cerveza como producto de decadencia”. Lo hizo en 1977 y a través de una serie de alambiques y cables, conectaba diversas molduras: una central nuclear, una pizarra, la Biblia por su capítulo del Apocalipsis, unos óvulos, un papagayo, una videocasete, un piano... para concluir en esa máquina de sueños. Un proyecto extravagante, irrealizable sin duda, pero fruto de la creatividad de un sueño. ¿Qué sería, sin embargo, de nosotros sin sueños? Lo malo del sueño, escribía Julio Cortázar, el escritor argentino que visitó y quedó maravillado con el también censurado diario Egin, es el despertar.

    Un despertar que han trasladado los comisarios políticos de DSS16 a los recluidos censurados. Están privados de libertad, estigmatizados por ese poder omnipresente que quiere controlar hasta el último detalle su pasado, presente y futuro. Tampoco pueden soñar porque han sido condenados de por vida. Como aparece en uno de los paneles de la muestra: «Si con la pena de muerte el estado arrebata la vida a una persona, con la cadena perpetua se apodera de ella».



    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/12/22/ocio-y-cultura/mas-reproches-que-aplausos-para-la-capitalidad

    Más reproches que aplausos para la capitalidad

    Quince creadores y programadores culturales que trabajan habitualmente en la ciudad ofrecen su punto de vista sobre Donostia 2016, un proyecto en el que, además, muchos de ellos han participado con distintos niveles de implicación

    Un reportaje de Juan G. Andrés - Jueves, 22 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:13h

    Tras recabar la opinión de ciudadanos, turistas y hosteleros, NOTICIASDEGIPUZKOAha contactado con quince creadores y programadores culturales para conocer su opinión sobre Donostia 2016.Casi todos han participado en algún proyecto de la capitalidad y juzgan el año con espíritu crítico:en términos generales quizá ganen los reproches pero no faltan los aplausos.

    ¿Qué aspectos positivos y negativos destacaría de Donostia 2016?

    –Imanol Agirre. Se ha hablado más que nunca de cultura y se ha dado visibilidad a mucha gente, pero la sensación que nos queda tras colaborar con Donostia 2016 es agridulce: no ha estado a la altura de sus trabajadores ni de las expectativas. Hemos vivido momentos bonitos pero discrepamos en el fondo. Sin querer hacer leña del árbol caído, diré que no se puede pretender ser capitalidad cultural a espaldas de sus actores culturales.

    –Koldo Almandoz. No me ha gustado su dimensión de evento ni que muchas veces se haya trabajado con miedo y de cara a los medios de comunicación y a la política, pero es positivo que se hayan centrado en los contenidos en lugar de construir continentes culturales en una ciudad que tal vez tiene demasiados.

    –Maite Arroitajauregi. La saturación ha provocado que el programa sea difícil de digerir y que muchas cosas chulas no hayan tenido visibilidad. Otras muchas propuestas están muy lejos de lo que considero cultura. El otro día decía Ramon Saizarbitoria que algunas actividades han sido majaderías para atraer gente y que los turistas coman pintxos. Pues eso.

    –Mila Beldarrain. Recibí con mucha ilusión Donostia 2016 porque iba a ser, y de alguna manera ha sido, bueno para la ciudad. Pero los donostiarras hemos sido mirones. Se ha trabajado poco la participación ciudadana, ha sido un poco decepcionante, pero a pesar de los fallos, debíamos estar ahí.

    –Harkaitz Cano. Fortalecer una oferta cultural que en esta ciudad es ya de por sí bastante buena ha resultado más difícil de lo que parecía, debido a los organizadores y también a la postura escéptica y un tanto avinagrada de la ciudadanía. Lo que menos me ha gustado ha sido la censura de Giltzapekoak. En el contexto de una exposición de artistas que están en cárceles y psiquiátricos no había ningún motivo para no mostrar esas obras (de presos de ETA). ¿No creíamos en la fuerza del arte para la reinserción? ¿O era todo mentira?

    –Nagore Eceiza. La ciudadanía no ha tenido muy claro en qué ha consistido y la distribución de los recursos no ha sido del todo acertada, pero el acercamiento total a la cultura ha sido positivo y merece un aplauso.

    –Arkaitz Kortabitarte. Ha habido una saturación de eventos que no interesaban a nadie, una malísima comunicación entre instituciones, una organización caótica y un reparto de los recursos nefasto. Pensábamos que podríamos contar con más medios para nuestros proyectos pero todo ha girado en torno a crear o inventar artificialmente actividades que no existían y que desaparecerán en 2017.

    –Álex López. Me encanta que la prioridad, al menos por un año, haya sido la cultura, aún a riesgo de que esta palabra termine vacía de contenido. Eso sí, quizá se han matado moscas a cañonazos y gran parte de la ciudadanía ha quedado totalmente ajena.

    –Pablo Malo. A falta de una concreción inicial, la gente pensó que la capitalidad inundaría la ciudad con espectáculos y actividades a diario. No ha ocurrido como cuando sales a la calle el 20 de enero y reconoces al instante el día de San Sebastián o los dos primeros domingos de septiembre sabes que hay regatas. Queda el poso de que al final no ha sido para tanto. El único espectáculo singular con reconocimiento unánime ha sido Sueño de una noche de verano. Lo demás, casi todo han sido actividades que no necesitan del respaldo de una capitalidad más allá del soporte económico.

    –Sara Morante. Donostia 2016 ha ofrecido muchas cosas. Como ciudadana de a pie he disfrutado mucho de un programa muy variado.

    –Javi P3z. Se ha desvirtuado la palabra cultura y el aspecto más difundido ha sido entretener al viandante sin saber muy bien para qué. En la inauguración (de Hansel Cereza) se desataron todos los temores y recelos, y después ha sido un suma y sigue: se ha producido una intromisión en la normalidad cultural de la ciudad.

    –Ana Pimenta. Agradezco que no se haya trabajado hacia el ladrillo ni los grandes fastos y que se hayan impulsado propuestas inusuales, arriesgadas en su desarrollo y formato. Pero ha habido caos a nivel de gestión: no es fácil sacar adelante un proyecto así pero a veces hemos sentido que se trabajaba más desde la buena voluntad y la inexperiencia que desde la profesionalidad y el conocimiento.

    –José Luis Rebordinos. Tal vez ha faltado alguna actividad de mayor repercusión internacional, pero la cultura ha estado en el foco de todos durante un año y eso es muy positivo.

    –Danele Sarriugarte. Ha habido cosas pequeñas interesantes y se ha contado con gente de aquí en varios casos, pero en general, ha sido una macroestructura que la gente ha sentido lejos desde el inicio y no se han esforzado en salvar ese abismo. El tamaño le ha perjudicado: se ha creado una burbuja y ha explotado.

    –Rita Unzurrunzaga. Desde la galería EkainArte Lanak hemos programado más exposiciones y hemos introducido nuevos espacios. Ha sido un año de muchos esfuerzos, teníamos expectativas depositadas en ese público sensibilizado que atrae la capitalidad, pero no ha resultado ser así, salvo quizá en verano.

    ¿Se ha cumplido el lema ‘Cultura para convivir’? ¿Ha jugado Donostia 2016 con valentía?

    –K. Almandoz. El concepto de convivencia es como el de paz, amor o libertad: más que proclamarlo, hay que practicarlo.

    –M. Arroitajauregi. La censura de Giltzapekoak me parece fuera de lugar y con clara intencionalidad política, es la antítesis de ese lema.

    –H. Cano. Prohibiría unos años el término convivencia: practiquémosla pero no aireemos la palabra cada cinco minutos. Varios proyectos eran atractivos sobre el papel pero su desarrollo –suele ocurrir– no siempre ha estado a la altura. Eso no es malo, sino señal de que se asumen riesgos: fallar, caerse y levantarse otra vez es una enseñanza clave de la cultura.

    –N. Eceiza. Yo no pondría Donostia y valentía en una misma frase. No es una ciudad valiente pero hay personas con mucho talento empujando y estoy convencida de que la ciudad cada vez arriesgará más para tejer lazos y sinergias, abrir la ventana y ventilar aire fresco del exterior.

    –A .Kortabitarte. Es difícil hablar de valentía cuando han censurado una de sus propias exposiciones. Uno puede tener mayor o menor simpatía por los autores de esas obras pero la censura no ayuda a la convivencia. Además, no compete a la cultura hacer un esfuerzo por fomentar la convivencia: debería lucharse contra la desigualdad porquese habla mucho de paz pero olvidamos la justicia social.

    –A. López. Sin conocer de cerca los puntos más sensibles, parece que se han pisado algunos charcos innecesarios, quizá pecando de timoratos.

    –P. Malo. Las olas de energía ciudadana han quedado en una calma chicha que no molesta pero que tampoco te acerca a ningún puerto, y si ese desinterés lo percibe la ciudadanía, es complicado generar ilusión.

    –S. Morante. En el proyecto en el que he participado, Shakespeare vs Chejov, hay correspondencias entre escritores que tienen mucho que ver con la convivencia. Donostia 2016 ha plantado varias semillas en forma de proyectos y una vez termine el año, podremos ver el fruto y valorar su calado.

    –J. P3z. No ha habido especial conexión con la ciudadanía y la idea de la convivencia ha quedado diluida en el simple espectáculo.

    –A. Pimenta. Más allá de algún error fruto de la autocensura o del exceso de celo de alguno, se ha jugado con valentía.Por ejemplo, el proyecto Sin adiós ha servido para hablar de temas que nos duelen y de heridas sin cerrar.Es extraordinario que la cultura sea útil para favorecer esa cicatrización, salir de silencios temerosos, lugares comunes y enfrentamientos ideológicos.

    –J.L. Rebordinos. Creo que se ha trabajado bien en el ámbito de la convivencia pero hará falta más tiempo para juzgar los resultados.

    –D. Sarriugarte. Era un concepto muy ambicioso y amplio. Primero habría que concretar entre quiénes hay que construir esa convivencia. Igual se quería proyectar hacia fuera la imagen de que se puede venir tranquilamente a Donostia porque el conflicto ha terminado, pero los conflictos nunca acaban, como demuestra la polémica de la censura de Giltzapekoak. No censuraron las obras por su contenido, sino por los autores: censuraron a las personas. Podían haber sido más valientes. La convivencia no es solo vivir con quien te llevas bien, sino al revés: para construir una convivencia sólida debes tratar con quien te llevas mal. Por otro lado, y si hablamos de conflictos que persisten, la gente joven de la ciudad sufre el problema de la vivienda, los altos precios de los alquileres, un turismo que lo está devorando todo…

    –R. Unzurrunzaga. Desde mi perspectiva de galerista, el objetivo de cultura para convivir no se ha cumplido.He sufrido una experiencia de diferencias entre los sectores público y privado.

    Viendo el desarrollo del proyecto, ¿necesitaba Donostia gastar 46,8 millones en la capitalidad cultural?

    –I. Agirre. Lo del dinero siempre es relativo. Con esa cifra aseguraríamos el programa Paperezko kontzertuak de Garoa para unos 4.150 años pero el problema no está en el dinero sino en las raíces del proyecto. Además, la cultura no es gratis, aunque a veces lo parezca: los creadores nunca deben perder su dignidad.

    –K. Almandoz. Se tendrían que haber gastado 100 millones. ¿Por qué nos jode tanto que se gaste en cultura y no en hacer campos de fútbol, superpuertos y museos de titanio?

    –M. Arroitajauregi. Ha habido actividades con un despilfarro obsceno. Vuelvo a citar a Saizarbitoria, que denunciaba que es increíble cómo se nos llena la boca hoy en día con la gestión cultural cuando los niños salen de la escuela sin saber música: es una verdad como un templo.

    –H. Cano. Todo es relativo. Creo que el presupuesto de Wroclaw 2016 casi duplicaba al de Donostia. Está bien fiscalizar los dineros destinados a cultura, pero no nos engañemos: este pueblo gasta mucho más en unos kilómetros de carretera y en hacer una rotonda, y ahí no veo una fiscalización tan feroz. La cultura está totalmente precarizada, parece que cualquier cosa que va más allá de la limosna nos parece cara o sospechosa. ¿No es sintomático?

    –N. Eceiza. No sé si necesidad es la palabra, pero creo que ha sido positivo. Eso sí, espero que se regule la subida de los precios en todos los ámbitos y que Donostia no se convierta en una ciudad de lujo donde sólo los turistas que hayan ahorrado puedan sentarse a tomar café en una terraza.

    –A. López. ¿Ha costado casi 50 millones? Madre de dios...

    –P. Malo. Podría haberse empleado ese dinero en incentivar a personas que hacen y viven de la cultura, no para una actividad que nazca y muera en el año, sino que tenga continuidad en el tiempo. Todo este despliegue de las capitalidades ha demostrado estar claramente sobredimensionado si se tienen en cuenta los costes y la repercusión que se logra.

    –J. P3z. Es una barbaridad de dinero que confiemos esté justificado. Los fondos públicos para la difusión cultural deben ser administrados en asuntos útiles y mejor planteados, desarrollados y ejecutados.

    –A. Pimenta. No soy quién para saber si el dinero ha estado bien o mal invertido pero me parece estupendo que se gasten 50 millones, y 100 si los hubiera, para potenciar las actividades culturales y pagar a los profesionales. Solo criticaría que a veces ha habido un exceso de popularización de la cultura, una cierta impresión de que todos somos artistas, un empuje excesivo al amateurismo, en detrimento de valorar económicamente el trabajo de los profesionales.

    –J.L. Rebordinos. A falta de más tiempo y datos, estoy convencido de que el retorno económico para la ciudad y para el país ha sido positivo.

    –D. Sarriugarte. Desde luego, no era una de las necesidades prioritarias de la ciudad.

    –R. Unzurrunzaga. Espero que todo ese esfuerzo económico haya podido sensibilizar a la ciudadanía, para valorar la cultura y seguir transmitiendo las distintas artes, que son nuestro legado, lo que trasciende en la historia y nos ayuda a convivir.
    En general, el proyecto no ha conectado con la ciudadanía. ¿Por qué?

    –H. Cano. ¿Pero desde cuándo tenemos fe en la cultura? En los últimos años no nos han faltado propuestas culturales y nunca se les ha prestado tanta atención. ¿Pensábamos cambiar el mundo de repente con la capitalidad cultural o convertirnos todos en lectores empedernidos y expertos en danza contemporánea? ¿Solo queremos que nos entretengan o estamos dispuestos a entrar en la senda de la reflexión de modo crítico y sincero?

    –D. Sarriugarte. Ha sido un proyecto inabarcable y para conectar es necesario hacer un gran trabajo de hormiguita. Además, la capitalidad ha incrementado algunas tendencias preocupantes para los jóvenes que vivimos en Donostia: la gentrificación, un espacio público cada vez más privado, los proyectos no ecológicos, considerar las instituciones como algo lejano, destinar grandes presupuestos en tiempos de crisis a pagar no sé sabe muy bien qué… La inauguración de Hansel Cereza también fue problemática y no creo que hayan logrado superar esa primera impresión.

    ¿Cuál debe ser el legado de la capitalidad cultural?

    –I. Agirre. Lo del legado es un perogrullo. Nosotros siempre hemos creído en él y lo trabajamos todos los días. Si no sientes que estás aportando a la sociedad, que lo que haces influirá a largo plazo, ¿para qué hacerlo? Es un error asociarlo a un proyecto concreto, y menos a un proyecto de carácter plenamente institucional.

    –K. Almandoz. Es innegable que Donostia 2016 ha dado la oportunidad de conocerse a mucha gente que probablemente coincida en futuros proyectos. El legado son las sinergias creadas.

    –M. Arroitajauregi. Ojalá se pueda aprovechar para hacer una lectura de los aciertos de Donostia 2016 y darles continuidad, por ejemplo, al festival Glad Is the Day, organizado con muy poco apoyo público y que a punto estuvo de no hacerse. Es fácil, sólo hay que confiar y apoyarse en gente que realmente arriesga por la cultura y juega a pie de calle como el Dabadaba o el Bukowski. Ya no hablamos de apoyarles sino de no putearles: es significativo que en este 2016 el Bukowski se haya tenido que comer una multa de 3.000 euros por exceso de aforo...

    –M. Beldarrain. La herencia puede servir para ahondar en los logros y las experiencias positivas pero también para corregir errores con la mirada puesta en la participación de todos.

    –A. Kortabitarte. ¿Y el año que viene qué? ¿Quién va a empujar la cultura en esta ciudad? Pues esos a quienes casi nos desplaza esta avalancha desproporcionada de actividades.

    –A. López. No vislumbro cambios estructurales pero si el legado ayuda a quitar óxido a inercias un poco anquilosadas de la ciudad, habrá servido de algo. En nuestro caso, el logro no sería haber celebrado Glad Is The Day en Cristina Enea, sino haber logrado ampliar los usos de un espacio tan chulo. Antes de Donostia 2016 no habría sido posible y está por ver si lo es en el futuro, sin la capitalidad.

    –P. Malo. Cuando no has creado a lo largo de un año un protagonismo cultural que haya dejado huella en la ciudad, difícilmente puedes pretender crear un legado. Teniendo en cuenta la velocidad a la que va todo en la actualidad, parece que quedará como algo difuso e inconcreto que seguiremos sin saber explicar muy bien.

    –A. Pimenta. Me encantaría que uno de los legados fuera seguir trabajando por la convivencia, la memoria y el reconocimiento a las víctimas de la violencia y a favor de profundizar en los derechos humanos.

    –S. Morante. Debería servir para que los proyectos de este año calen en la ciudad y se mantenga el nivel y variedad de actividades culturales.

    –D. Sarriugarte. El legado es un reto. Hemos criticado mucho el proyecto y ahora tenemos algo sobre lo que reflexionar: nos corresponde actuar después de la burbuja.

    Comentarios:

        2016-ko Donostiako Europear Kultur Hiriburuan ekitaldi garrantzitsuak izan dira.
        Donostian kultur iharduerak urtean zehar asko daude.
        Donostia/San Sebastián es una de las ciudades de provincias más dinámicas del reino de España.
        Donostia/San Sebastián, Corcaigh/Cork, Montreux hiri kosmopolita eta kulturalak dira.
        Gora Donostia hiri kultural eta marketing-a!


      • n.m.c.r.s.s.a.a. comenta : Me gusta todo lo concerniente a mi ciudat y especialmente su historia "completa" y no haber dedicado un solo segundo de DSS2016 a mis antepasados Gascones su historia y lenga viva hablada en SSanse durante al menos 744 años y transmitida de generación en generación desde 1180 almenos sino antes hasta 1924 ininterrumpidamente, digo me da muchissima pena . Entiendo q dos culturas y pueblos invadan SSanse en 1459 y hagan desaparecer lenta pero agonicamente la cultura y lenga preexistente a la invasion y lo consigan , empero q se oculte esta deliberadamente en un evento semejante en el siglo XXI manda huevos !!!.



      Zorionak a los críticos, con mención especial a Harkaitz Cano, tan contundente como realista. La censura elimina cualquier bondad que haya podido tener Donostia 2016. Y eso de la censura no ha sido un verso suelto en Martutene. Tanto la Diputación como la capital se lo tienen que plantear muy seriamente. Entre la recuperación de la tortura de los toros en IIlunbe y la censura están llenando de vergüenza toda Gipuzkoa.


    17/12/2016 (Gara)

    http://www.naiz.eus/es/hemeroteca/gara/editions/2016-12-17/hemeroteca_articles/capitalidad-cultural-el-gozne-oxidado
    EDITORIALA
    Capitalidad Cultural,el gozne oxidado

    Con la entrega del testigo de la Capitalidad Cultural Europea a las ciudades de Aarhus y Pafos se simbolizó ayer el cierre de Donostia2016. Llega la hora de las conclusiones y el alcalde, Enero Goia, adelanta que se siente satisfecho porque se ha cumplido el programa anunciado. Sin embargo, un balance serio tiene que ir necesariamente más allá de la contabilidad, del mero recuento de actividades y espectadores, y valorar si efectivamente ha cumplido sus expectativas y sus potencialidades.

    Aunque con el tiempo se haya perdido esta perspectiva, es imprescindible recordar que la elección de Donostia se produjo en un contexto sociopolítico muy fértil en Euskal Herria y específicamente en la capital guipuzcoana, apenas cuatro meses antes de la histórica foto de Aiete y cuando se iban materializando cambios trascendentales en el país. Donostia fue escogida precisamente –frente a opciones cercanas como Burgos, Zaragoza o Córdoba– por la posibilidad que ofrecía de «explorar nuevas formas de convivencia y relación». Cumplido el año y el programa, tres momentos dan ejemplo justo de lo contrario. La muestra sobre “Tratados de Paz”, presentada como pieza central de esta edición, quedó desdibujada con la invitación a la inauguración de Felipe de Borbón, jefe de los ejércitos españoles a quien no se conoce mérito alguno al respecto. La “Milla de la Paz” en torno al Urumea ha sido otra oportunidad perdida para poner en valor el proceso vasco. Y el colofón a este devenir sin norte es la impresentable censura a obras de arte de presos o expresos vascos. Son solo tres detalles que resumen la oportunidad dilapidada para proyectar al exterior este país, sus avances y sus retos. Con ello no solo se ha defraudado a los propios, sino también a los «extraños» que hicieron capital a Donostia.

    El lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, indicó ayer que Donostia2016 se planteó efectivamente como «el gozne con un nuevo tiempo» que diera «profunda significación a la convivencia». Pero se recordará seguramente como un gozne que se fue oxidando y no dejó de chirriar.



    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/11/24/paisvasco/1480015304_602683.html

    Presos de ETA expondrán sus obras en una muestra “sin censuras” en Usurbil

    Exreclusos de la banda denuncian el veto de San Sebastián 2016 a los trabajos de encarcelados



    Una exposición mostrará en diciembre "obras y expresiones artísticas" de presos de la banda terrorista ETA "sin ningún tipo de censura", en respuesta al veto que impuso San Sebastián 2016 a los trabajos que reclusos y exreclusos de la banda iban a participar en una exposición organizada por la Capital Europea de la Cultura.

    El colectivo Kalera, kalera, formado por expresos de ETA, ha anunciado que la muestra se celebrará entre el 19 de diciembre y el 7 de enero en la Casa de Cultura de Usurbil, localidad gobernada por EH Bildu. La muestra, titulada Presoak kalera, presoen artelanak kalera (Presos a la calle, las obras de arte de los presos a la calle), pretende contar con los materiales artísticos que no han podido exhibirse en la exposición impulsada por San Sebastián 2016 en el centro cultural Koldo Mitxelena, en San Sebastián.

    La expresa Maitane Sagastume, en nombre de Kalera, kalera, ha explicado este jueves que será "una exposición sin censuras, sacando a la luz las obras de arte que algunos quieren silenciar".

    Sagastume ha realizado estas declaraciones durante una concentración de protesta frente a la sede del Koldo Mitxelena, donde el pasado 17 de noviembre se inauguró la exposición Sin lugares, sin tiempo. Giltzapekoak: notas sobre la reclusión, de la que la Fundación Donostia 2016 decidió excluir las obras de los miembros de ETA "por temor a que pudieran herir la sensibilidad de las víctimas del terrorismo".

    "La Fundación Donostia 2016 ha censurado unas obras, no por el contenido de las mismas, sino porque han sido hechas por presos políticos. Bajo el pretexto de proteger el dolor y sensibilidad de las víctimas, se han pisoteado la libertad de expresión y de creación", ha asegurado Sagastume ante los congregados tras una pancarta con el lema Ganaremos la paz y la libertad. Entre los asistentes, no más de una veintena, representantes del sindicato LAB y familiares de presos, entre ellos el hijo del ex secretario general del sindicato abertzale Rafa Díez.





    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/12/23/ocio-y-cultura/no-me-siento-especialmente-orgulloso-de-estar-vinculado-a-la-palabra-censura

    “No me siento especialmente orgulloso de estar vinculado a la palabra ‘censura”

    Juan G. Andrés Ruben Plaza - Viernes, 23 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:12h

    Donostia - Berástegui profundiza en la controversia más reciente de Donostia 2016: la censura de varias obras de presos de ETA dentro de Giltzapekoak, exposición sobre el arte en situaciones de reclusión.

    ¿Sigue pensando que fue una decisión correcta? Porque parece evidente que la censura es contraria al lema de la capitalidad, ‘Cultura para convivir’...

    -Fue la mejor decisión que pudimos tomar en ese momento. Podemos discutir si debimos actuar antes, pero hay algo que no se ha tenido muy en cuenta. Ese episodio evidenció que no habíamos sido capaces de llegar a un acuerdo sobre varias cuestiones y lo expusimos públicamente: nosotros dijimos que habíamos retirado unas obras y los comisarios quisieron enunciarlo con la palabra censura, algo que aceptamos.

    El diputado de Cultura, Denis Itxaso, acaba de revelar que esos presos acumulan penas de 4.500 años de prisión por 34 asesinatos... ¿Eso justifica la censura?

    -Sin entrar en las cifras, hicimos un ejercicio de responsabilidad y tomé la decisión que creía mejor, aunque pude equivocarme.

    ¿Tomó usted la decisión o le obligaron las instituciones a tomarla?

    -En última instancia fue una decisión mía compartida con las instituciones.

    ¿Compartida o inducida por ellas?

    -Por un lado, somos una fundación en la que están presentes las instituciones y, por otro, el tema lo contrastamos también fuera, con personas que trabajan en al ámbito de las víctimas. Al final, y aunque algunos disentían, la decisión mayoritaria fue retirar las obras.

    Decía ayer Harkaitz Cano en estas mismas páginas: “¿No creíamos en la fuerza del arte para la reinserción? ¿O era todo mentira?”

    -Pero es que la muestra no va sobre eso, sino sobre cómo puede ayudar el arte a las personas en reclusión. Hicimos la exposición para plantearnos preguntas. No teníamos una tesis, no dijimos: Vamos a poner talleres de pintura en los centros de reclusión para hacer más llevadera la estancia de los internos. La reflexión era sobre cómo tratamos y atendemos a esas personas y si hubiéramos mantenido las obras, se habría distorsionado aún más el objeto de la muestra, además de provocar dolor en muchas personas.

    Pero la palabra “censura” tiene connotaciones que empañan cualquier valoración...

    -Como es lógico, no me siento especialmente orgulloso de estar vinculado a esa palabra. No imaginaba que terminaría el año relacionado con un ejercicio de censura cuando todos practicamos la autocensura a diario.

    Y el episodio queda como uno de los grandes borrones de Donostia 2016 junto al acto inaugural...

    -La ceremonia de Hansel Cereza en el puente no tiene más desarrollo: no funcionó y nos ha costado mucho superar ese desánimo trasladado a la ciudadanía. En cambio, lo de la exposición es una mancha constructiva: junto a los comisarios apostamos por abrir un debate sobre el tema y si en el futuro eso nos ayuda a abordar mejor esas cuestiones, no habrá sido un borrón, sino tinta para una nueva escritura.




    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/12/23/ocio-y-cultura/los-presos-censurados-suman-34-asesinatos

    Los presos censurados suman 34 asesinatos

    Denis Itxaso revela que los reclusos cuyas obras fueron retiradas acumulan penas de más de 4.500 años de cárcel

    Viernes, 23 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:12h

    Donostia - El diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, reveló ayer que los presos de ETA que firman las obras censuradas en la exposición Giltzepekoak acumulan penas de más de 4.500 años de prisión por 34 asesinatos, y que su exhibición en el marco de Donostia 2016 habría sido un “sinsentido”.

    En una comparecencia en la Comisión de Reglamento de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Itxaso defendió que en este caso “el derecho a la libertad de expresión sufre menos con la exclusión de estas obras que silenciando la memoria de las víctimas, que fueron despojadas de sus derechos de una forma terrible”. “Exhibir en una muestra financiada con dinero público, en el marco de una actividad cuyo lema es Cultura para la Convivencia, la obra realizada por personas que fueron condenadas por asesinatos realizados en un contexto de persecución política sería, sencillamente, un sinsentido”, aseguró.

    El diputado, que compareció para responder a una pregunta realizada por EH Bildu, dijo que “la acusación de censura es cuando menos discutible” porque entiende que “los creadores tendrán, posiblemente, la oportunidad de dar a conocer sus obras en otros marcos y a través de otras vías”. Precisó que, “de hecho, las obras han sido expuestas en otros ámbitos y nadie lo ha impedido ni censurado”. “De ahí a aspirar al reconocimiento social que supone la exhibición en el marco de la capitalidad, financiada con dinero público y como instrumento de mejora de la convivencia, va un trecho. Un trecho en el que existe mucho dolor por parte de aquellos que nunca podrán recuperar lo que tan injustamente les fue arrebatado”, añade.

    El portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, considera que la decisión fue “propia de Torquemada”, a lo que Itxaso respondió que “en Euskadi eran otros los que prendían hogueras” y le emplazó “a reflexionar sobre el sentido que hubiese tenido exhibir obras de Menguele, Videla, Franco o Hitler en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires o la Torre de David de Jerusalén”. Con todo, Itxaso afirmó que se trata de una cuestión “compleja” y entendió “que pueda resultar controvertida”. - Efe


    PSIQUIFOTOS

    domingo, 22 de enero de 2017

    332. Sin Lugares, sin tiempo: Constantino Casanova.

    Este fin de semana, coincidiendo con la celebración del día de San Sebastián y su estruendosa tamborrada, cerró sus puertas la exposición "Sin Lugares-Sin tiempo". La muestra, incluida entre las diferentes actividades programadas en la Capital Cultural Europea durante 2016, estuvo abierta en la sala de exposiciones del donostiarra Koldo Mitxelena desde el pasado mes de noviembre.

    En ella se agrupaban dos proyectos diferenciados entre sí. Por una parte una selección de obras del “Archivio dell’arte irritado” de la cooperativa italiana "Sensibili alle Foglie", y por otra “Giltzapekoak: notas sobre la reclusión”, ambas girando en torno a la reclusión y los procesos de creación e invención de mundos simbólicos por parte de las personas internadas, entendidos no solo como proceso de evasión y supervivencia personal, sino como vehículos narrativos útiles para entender en toda su dimensión el proceso del aislamiento y encierro.

    La exposición, comisariada por Marion Cruza Le Bihan, Aitor Izagirre y Pablo Marte, me sorprendió por lo extenso del espacio dedicado, lo que me obligó a dosificar más de lo que hubiera querido el tiempo que disponía. Y como no pocas veces suele pasar, a pesar de que me propuse visitarla una vez más, el tiempo corrió más que yo y me dejó atrás con un palmo de narices, sin poder haber satisfecho totalmente mi curiosidad.

    Fueron muchos, muchísimos, los materiales allí expuestos (incluidos algunos que yo mismo cedí de mi "colección particular", pero que dejo ahora para la próxima entrada el hablar de ellos), y tomé buena nota de aquellos relacionados con cuestiones psiquifoteras, algunas de las cuales ya conocía de otra interesantísima exposición, Pinacoteca psiquiátrica en España, 1917-1990, comisariada en 2009 en Valencia por Ana Hernández Merino y donde tuve igualmente la satisfacción de colaborar con un montaje fotográfico ad hoc.

    Y ya metidos en faena, a la hora de imaginar esta entrada, me ha resultado muy difícil seleccionar aquello a compartir de entre todo lo que se mostraba al público y entretuvo mi curiosidad. Así que, obligado por el necesario ejercicio de seleccionar algunas imágenes, me decanto por las relacionadas con el señor Constantino Casanova, a quien ya presenté en la entrada titulada "Los 600 retratos más extraños del mundo" y hoy podremos conocer algo mejor. Entonces, explicaba la extraña afición del Sr. Casanova a retratarse disfrazado de Jesucristo y en las más sorprendentes e insólitas poses, y como 17 de aquellas imágenes fueron conservadas por el Dr. Rodríguez Lafora como material de estudio sobre la locura y creatividad. Dichas fotos fueron por primera vez expuestas, en diciembre de 1935, en la muestra de trabajos artísticos y manuales realizadas por personas con una enfermedad mental, organizada en Madrid con ocasión de la VI Asamblea de la Liga Española de Higiene Mental y VII Reunión de la Asociación Española de Neuropsiquiatras, y están ahora bajo el cuidado de Rafael Huertas, del CSIC.

    A continuación, algunas de esas imágenes, seleccionadas para completar las que incluía en la entrada referida arriba, acompañadas de otros interesantes documentos que nos hacen acercarnos un poco más a la humanidad del Sr. Casanova y sus circunstancias.

















    Notas clínicas del Dr. Rodríguez Lafora relativas a D. Constantino Casanova.


    Versos dedicados al Dr. Rodríguez Lafora por D. Constantino Casanova.

    Y por ahora nada más, reservando para la próxima entrada descubrir aquello que aporté para la exposición, y que, junto a las psiquifotos, es lo que también desde hace unos años ocupa mi atención extralaboralmente.



    BIBLIOGRAFIA.



    El arte y la locura. Mundo Gráfico. 11 diciembre 1935: 1-4.




    Cea Gutiérrez, A. Huertas García-Alejo, R. Locura de Santidad. Un caso del doctor Lafora. En Ortiz García, C. Sánchez-Carretero, C. Cea Gutiérrez, A. Maneras de mirar. Lecturas antropológicas de la fotografía. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid, 2005: 123-159. Accesible aquí.






    Hernández Merino, A. Piqueras, N. Pinacoteca psiquiátrica en España. 1917-1990 (Catálogo de la exposición). Universitat de Valencia, 2009. Accesible aquí.










    -----oOo-----


    Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

    2 comentarios:

    rebecapardo dijo...

    Mil gracias por la información que compartes. Soy asidua seguidora de tu blog aunque no comente en todos los posts ni todos los días... el trabajo académico se lleva también gran parte de mi tiempo libre. No me dedico a la salud mental, sino a la fotografía, pero investigo en la representación visual de la enfermedad... sobre todo en ámbitos de salud mental y tus post son siempre de gran ayuda. Espero algún día coincidir contigo y, ojalá, colaborar en alguna publicación, investigación... Pero de momento, desde Barcelona: dejo constancia de que también desde el ámbito de la fotografía y las artes visuales se te lee con mucho interés y se aprecia el lenguaje sencillo con el que hablas de cosas que a veces son complicadas.

    Oscar Martínez Azumendi dijo...

    Muchas gracias a ti, Rebeca. Tanto por el comentario ¡te aseguro que me ha gustado ;-) !, pero sobre todo por seguir el blog. Como dices, ojalá algún día salgan posibles nuevos proyectos de todo esto, mientras tanto, dada tu condición de fotógrafa interesada en los temas relacionados con la salud mental, si te animas, yo estaría encantado de que colaboraras en alguna entrada, bien con texto o con imágenes. ¡Seguro que complementas muy bien el blog con tu visión!
    Saludos y gracias de nuevo por tus palabras.





    J
    ueves, 2 de febrero de 2017

    333. Sin Lugares, sin tiempo: Globo Rojo (y otras revistas).

    En la entrada anterior daba noticia de la clausura de una más que interesante exposición en torno a la reclusión y los procesos de creación artística desarrollados por las personas así confinadas, bien fueran estos entendidos como mecanismo de evasión personal o como medio narrativo de la propia experiencia. Una exposición cuajadita, entre otros materiales, de interesantes psiquifotos, y en la que tuve la satisfacción de poder colaborar modestamente con algún material de mi propia "colección particular".

    Pero, en contra de lo que el lector podría pensar tratándose de este blog, dichos materiales nada tenían que ver con imágenes fotográficas, ni nada que se le pareciera. Se trataban de unos pocos ejemplares de la revista "Globo Rojo", que venían a completar la colección que Marion Cruza Le Bihan, Aitor Izagirre y Pablo Marte, comisarios de la exposición, habían recabado ya de la Fundación Sancho el Sabio de Vitoria, donde se conservaban.

    Aunque no se trata de un proyecto específicamente psiquifotero, ya conocemos el Globo Rojo de las entradas 81 y 136 del blog. En ellas, junto a diferentes imágenes relacionadas, explicaba que la revista fue un proyecto desarrollado en el Hospital Psiquiátrico de Mondragón que tuve la oportunidad de iniciar a principio de los 80 junto a otros compañeros, y que luego fue continuado por otros más, especialmente Cristina Padilla hasta su discontinuación en 1999 y Mabel Marijuan, quien todavía conservaba la maqueta del número 7 y que igualmente cedió para la exposición.


    Vista de una de las salas. Al fondo, ejemplares de el "Globo Rojo".




    Portadas de los 24 números de el "Globo Rojo" publicados entre 1982 y 1999.


    Maqueta del número 7. Textos e imágenes recortados y posteriormente encolados sobre hojas de papel, para ser posteriormente reproducidos en la imprenta del propio hospital.


    Es precisamente el tema de las revistas producidas por pacientes psiquiátricos en diferentes entornos institucionales lo que también, desde hace unos años, ocupa parte de mi "psiqui-atención" extralaboral, pareciendo que el destino haya querido que coincida precisamente en estas fechas la publicación de un libro que recoge las ponencias y trabajos presentados en las Jornadas sobre Historia de la Psiquiatría que tuvo lugar meses atrás en esa misma Capital Cultural, Jornadas donde tuve la oportunidad de coordinar una mesa donde se presentaron varias otras revistas editadas por personas con enfermedad mental en diferentes instituciones, españolas (Ambiente; Murcia, 1966. Vida Nueva; Zaragoza, 1968. Club; Reus, 1972. Altozano; Valladolida, 1977) e italianas.

    Al final del apartado de la bibliografía, dedicada al tema de las psiquirevistas, dejo un enlace donde quien esté interesado pueda descargarse el texto de mi aportación en las referidas Jornadas. Creo que sorprenderá a más de una persona, tanto el ya remoto origen (¡1837!) de alguna de esas revistas, como lo variado de las experiencias editoriales desarrolladas a lo largo de ya casi dos siglos de historia de las mismas.

    Pero antes, permitidme una nueva llamada de auxilio que ya hice también tiempito atrás en una entrada anterior:


    En resumen, 

    cualquier tipo de publicaciones periódicas
    (en papel o formato digital),

    editadas por personas con una enfermedad mental,

    en cualquier país del mundo a lo largo de la historia.

    pudiendo contactar conmigo a través de la dirección de correo , por lo que quedaré eternamente agradecido.



    BIBLIOGRAFIA.

    La colección completa de los números 1 al 24 del Globo Rojo están accesibles en formato digital aquí.




    Martínez Azumendi, O. “La Razón de la Sin Razón”, revista de los señores pensionistas de un instituto manicómico, y la otra prensa “cuerda” de la época (1865, 1879-81). Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq., 2015; 35(125): 193-214. Accesible en https://drive.google.com/file/d/0B_JcP4T6G7QjclpkWGdlUm1vbXM/view.





    Martínez Azumendi, O. Globo Rojo. Revista de los pacientes del Sanatorio Psiquiátrico de Santa Águeda, Mondragón (1982-1999). Norte de Salud Mental. 2015. 51: 99-110. Accesible en https://drive.google.com/file/d/0B_JcP4T6G7QjMjRoUzBPX3BqNk0/view?usp=sharing 
    .

    Martínez Azumendi, O. Publicaciones periódicas producidas por personas con enfermedad mental. En S. Esteban Hernández, I. Markez Alonso, O. Martínez Azumendi, ML. Sánchez Álvarez-Castellanos y X. Urmeneta Sanromá (Coords.). Historias de la Salud Mental para un nuevo tiempo. Colección Estudios 59. Asociación Española Neuropsiquiatría. Madrid, 2016. 69-70. ISBN: 978-84-95287-79-3.

    Martínez Azumendi, O. Evolución conceptual en las revistas realizadas por pacientes psiquiátricos desde las primeras experiencias (1837). En S. Esteban Hernández, I. Markez Alonso, O. Martínez Azumendi, ML. Sánchez Álvarez-Castellanos y X. Urmeneta Sanromá (Coords.). Historias de la Salud Mental para un nuevo tiempo. Colección Estudios 59. Asociación Española Neuropsiquiatría. Madrid, 2016. 71-96. ISBN: 978-84-95287-79-3.


    Accesibles en https://1drv.ms/b/s!Ar42BtGhsUPjk4MzUFzYMdS1V_8WnQ.




    < Atzera / Atrás